jueves, 26 de diciembre de 2013

El valor de los céntimos

En el post que titulé la gasolinera de Posada alababa la gestión y el buen trabajo de sus empleados, a los que antes que gasolineros preferí llamar, con afecto y respeto, repostadores turísticos. Quedé emplazado entonces para reflexionar nuevamente sobre gasolineras y estaciones de servicio y en eso estoy.

En esta ocasión trato de exponer mi teoría de que las estaciones de servicio pueden dar más de si. La puñetera y recurrente crisis pudiera llevarnos al error de considerar que el recorte de empleo que han experimentado las gasolineras se debe exclusivamente a esta pesadilla. Para ser justos diremos que una parte sí pero otra no. Ese empleo comenzó a desaparecer como consecuencia de la implantación de sistemas de auto - servicio, que es algo que me cuesta entender, más allá del transporte profesional, cooperativas o centros de transporte, pues es evidente que suministrarte un combustible no es lo mismo que servirte gominolas o frutos secos al peso. Pero algunos tiros vuelven a ir por ahí y ya se habla, de hecho ya hay, algunas gasolineras sin personal, en la que repostas con una máquina y pagas con una máquina.

Me arriesgaré diciendo que el secreto de una estación de servicio no está en el céntimo aunque el céntimo forma parte del secreto. Mi razonamiento es sencillo: Un particular que emplee su vehículo para recorrer 20.000 kilómetros al año, necesitará unos 1.200 litros de combustible y una variación de un céntimo de euro por litro en el precio final de ese combustible supone 12 euros al año. Es decir, el coste de realizar unos 150 kilómetros anuales. Insignificante. Pero además, el margen obtenido por una gasolinera en esos 20.000 litros sería de unos 180 euros. Quiero poner de manifiesto con esto que el esfuerzo que puede hacer el propietario de la estación de servicio por la vía del precio es muy poco, toda vez que el precio de los combustibles está compuesto sobre todo de impuestos, del coste de la materia prima y del transporte de la misma. Dicho de otra manera, quien quiera ahorrar en el gasto del combustible, salvo el caso del transporte profesional, lo que debe hacer, a mi juicio, es evitar en la medida de lo posible, el coche.

La pregunta que yo me hago es si se podrían recuperar puestos de trabajo en las estaciones de servicio. Es evidente que el modelo de negocio es diferente según el emplazamiento, que el consumidor no responde a un único comportamiento y, además, no nos engañemos, las decisiones, al final, están condicionadas por las petroleras, pero creo que quien centre la estrategia en ofrecer buenos servicios, con independencia de cual sea el tipo o los tipos de combustibles, podrá mantener en el poste ese par de céntimos que hacen falta para recuperar empleo.

Un alto porcentaje de conductores espera a llevar el coche al taller para realizar el mantenimiento, por lo que descuida la revisión de componentes que podrían comprobar ellos mismos como la presión y el estado de los neumáticos, la rueda de repuesto o de las escobillas del limpiaparabrisas. Un reciente estudio descubre que el 25% de los usuarios retrasa más de seis meses la visita al taller y un 10% de ellos lleva más de un año sin revisar el vehículo. Ese mismo estudio nos descubre que un 30% de los coches circula con neumáticos en mal estado y un 17% tienen en mal estado la rueda de repuesto

¿Sería interesante ofrecer un chequeo sobre estado de ruedas, incluida la de repuesto, de escobillas y de las luces en las estaciones de servicio? Podría ser una buena fórmula que fuera un servicio adicional para los poseedores de las tarjetas de fidelización o de pago de carburante de la compañía que abandere la estación.

A las personas, además de por un buen servicio, se nos conquista con los intangibles, con sentimientos, con percepciones. A mi, particularmente me gustaría percibir que una estación de servicio se preocupa por mi y por mi familia. Se me ocurrió que una demostración de esa inquietud puede ser la educación vial, nuestra seguridad, en definitiva.

He visitado la web de varias compañías que abanderan estaciones de servicio en España y en ninguna de ellas leí ni una sola linea relacionada con la seguridad vial y la lógica consecuencia de eso es que en las estaciones de servicio no hay nada, absolutamente nada, que tenga que ver con la seguridad vial. La conclusión a la que podríamos llegar es que para las petroleras la seguridad vial no es una prioridad ni tan siquiera a efectos de comunicación. Mal empezamos.

Otro aspecto que sin duda muchas personas valoraríamos tiene que ver con la cuestión medioambiental y en eso, otra vez, las estaciones de servicio hacen agua. Soy un ciudadano al que le gusta reciclar, quiero reciclar y el producto reciclado tiene valor para quien recicla, para quien lo recoge y para quien lo recupera. En las estaciones de servicio no hay nada, otra vez diré que absolutamente nada, que me permita participar en la cadena de reciclado, ni obteniendo algo a cambio ni sin obtener nada a cambio. ¿No es una contradicción que nos hablen, en cambio, de combustibles respetuosos con el medio ambiente?

Son sólo ejemplos de nuevos servicios que pueden incorporarse al catálogo de los tradicionales. Serán estos o serán otros, pero en cualquier caso, se requieren recursos humanos formados en cuestiones como seguridad vial, mecánica de emergencia, gestión medioambiental, conocimiento del entorno...

A mi juicio, esta estrategia, plasmada en el marco ideal de la responsabilidad social corporativa de las estaciones de servicio, que no me cansaré de decir es un elemento de competitividad de primer orden, combinada con una acertada política de comunicación hacia el cliente, consiga que esos dos céntimos por litro que son necesarios para recuperar empleo, empiecen a ser percibidos por muchos, pues ese es el objetivo, como el precio, ahora sí, de buenos servicios.




Garboó Riocía & García Rioboó




domingo, 15 de diciembre de 2013

Ni rebajas ni cupones.

Seguramente muchos de vosotros conocéis alguno de esos portales web que venden artículos o servicios con grandes descuentos. Privalia, lets bonus, planeo, buyvip, colectivia, ofertix, groupon, groupalia... son algunas de las firmas más importantes que operan en un sector en el que hay, dicho con todo el respeto, auténticos monstruos por volumen de operaciones y número de clientes. Es evidente que este tipo de canales, que bien se podían llamar caimanes, constituyen una dura competencia para el comercio tradicional local, que se suma a la que ya ejercen sobre él las grandes superficies, entre las que ya se encuentran también, las chinas. (recomiendo leer sobre este asunto el post que titulé: que las hay en un chino)

La gran cuestión es, qué puede hacer el pequeño comercio para competir noblemente con estos gigantes. A mi juicio, menos lamentarse, que es recurrente, se pueden hacer muchas cosas y una buena parte de ellas son, o al menos, a mi me lo parecen, evidentes. En este grupo, tiene cabida todo aquello que permita eliminar obstáculos o barreras entre el cliente y la compra. Hablaríamos aquí de accesibilidad, horarios, formación, atención, satisfacción, gestión, marketing...

Pero además de lo evidente creo que hay que hacer un esfuerzo por innovar y una buena manifestación de esa innovación es crear productos y servicios combinados, lo cual se consigue removiendo con cierta audacia conceptos hasta ahora tradicionales. Quizá este ejemplo nos ayude a explicarlo mejor. El objeto de una zapatería puede ser vender zapatos pero también puede ser cuidar de los pies de las personas que adquieren los zapatos. Yo me quedaría con esta última opción y, a partir de ahí, trataría de desbordar ese primer objeto haciendo zoom, es decir, observando alrededor ¿Quién cuida también de los pies de las personas? Los podólogos. ¿Quien procura belleza a los pies? La pedicura ¿Quien cuida y repara zapatos? El zapatero ¿Qué se puede hacer con un zapato reparado? ¿Qué se puede hacer con un zapato sin reparar? ¿Qué otros productos están asociados a nuestros pies?

Una vez que se establecen las relaciones lógicas, el siguiente paso es crear un producto combinado, que genere sinergias para todos, siendo lo ideal que incluya servicios y, a partir de ahí, una vez testado, producirlo para finalmente comercializarlo. El resultado son productos complejos, que vienen a satisfacer verdaderas necesidades de los clientes y además, y esto es muy importante, su complejidad y naturaleza mixta, provoca que queden al margen, inicialmente, del catálogo de los caimanes de las ventas. 

Llegados a este punto, no me cansaré de decir lo importante que es la cooperación entre empresas para conseguir muchos objetivos que de otra manera son impensables. Un buen ejemplo de esta cooperación sería la creación de una sociedad para la gestión de los stokcs de productos transferidos por sus socios. A esta acción puede acompañarle un desarrollo tecnológico muy interesante que genere una dinámica de cooperación fabulosa. Si hubiera verdadero interés sería realmente fácil poner en pie esta iniciativa.

El comercio local dispone de otras herramientas para competir y algunas las desconoce porque nadie se las ha presentado, ni les ha explicado como utilizarlas. Este es el caso de la responsabilidad social. Una adecuada gestión de esa inversión, aún disfrazada de gasto, y una buena comunicación, harán de ella un instrumento eficaz para competir, pues puede ser un factor de relevancia para el consumidor, que lo tendrá en cuenta a la hora de tomar sus decisiones de consumo. Tiempo al tiempo.

Como puede comprobarse, no todo es el precio. Si fuera así, mal asunto, pues tendríamos un gran problema. Esto no quiere decir que el comercio local esté exento de ser competitivo en tan primordial aspecto. Todo lo contrario. El problema es que el consumidor empieza a pensar que el comercio solo es competitivo en rebajas y que el resto del año, como se dice coloquialmente, "te afeitan".

¿No será más acertado vender aplicando el mismo margen medio todo el año? En el fondo, lo que estamos planteando es prescindir de las rebajas y de las promociones. Eso, sin duda, sería bienvenido por el consumidor racional y por el propio comercio, pues mejorará algunos de sus costes e incrementará sus ventas. Que nadie dude que ese ejercicio podría suponer un descenso de precios en el orden de un 10% todo el año, lo cual no está nada mal, generaría empleo, lo cual tampoco está nada mal y sería un motivo de preocupación para esa competencia tan agresiva de la que hablaba al principio de este post. Se lo estamos poniendo demasiado fácil.

Y ya que nos hemos puesto a competir con los gigantes ¿Por qué no utilizar armas y munición como la que emplean ellos?

Creían haberlo inventado todo, pero en su arsenal les falta algo: El cupón descuento del 100%, sin arruinarse nadie, por supuesto.

Es fácil.


Garboó Riocía & García Rioboó




martes, 10 de diciembre de 2013

Café de puchero con Clooney.

Hace unas fechas disfruté con mi familia de un magnífico fin se semana en la comarca cacereña de Gata. Lo pasamos bien, descansamos y recargamos pilas,  que de eso se trataba y todo fue perfecto, pues acompañó el tiempo, el alojamiento, la gastronomía... También nos trajimos alguna anécdota que quizá otro día me atreva a contar. Toda Gata es sencillamente preciosa y además sorprendente. Esto último lo digo porque nos llamó mucho la atención A fala, la lengua que se habla en San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno, los tres municipios cacereños que se asientan en el Valle de Eljas, que hoy casi todo el mundo, incluidos los naturales de la comarca, llaman Valle del Jálama o Val do Xalama. Los filólogos mantienen su interés en el debate sobre si A fala es portugués, gallego o astur leonés, pero fuere lo que fuere, viniere de donde viniere, lo cierto es que esta riqueza del lenguaje añade atractivo a un viaje que yo recomiendo no dejar en mera visita.

Un buen amigo nos recomendó comer en un restaurante en San Martín de Trevejo. Seguimos su consejo  y fue todo un acierto, pues el local, el trato, la comida, el vino, los licores, la conversación, todo, fue muy bueno y agradable. Según se nos explicó, muchos de los alimentos empleados en nuestra comida se producían en la zona. A mi particularmente el aceite que regó la tabla de quesos me pareció fabuloso y el verdejo riquísimo. 


Rendidos tras el banquete, ya en la sobremesa, pedimos el obligado café. El café es de puchero, riquísimo, enfatizó nuestro anfitrión. Esa misma frase se la oí repetir en varias ocasiones a otros comensales.  A mi el café de puchero no me seduce, pero todo había ido tan bien, todo estaba tan rico y tanto énfasis puso aquel hombre en su producto, que preferí pensar que el café de puchero sería otra agradable sorpresa, una delicatessen, quizá traída de Portugal, desde donde antaño, el aromático tesoro generó tanto trasiego  hacia la comarca.


Al café, cosas del puchero, hubo que esperarlo un ratito. Recién hecho se nos sirvió en unas bonitas tazas de barro. Antes de añadirle azúcar, aspiré el aroma del café humeante y con precaución lo probé. Tras un primer sorbo, le pregunté a mi mujer ¿Te gusta?  Está riquísimo, contestó.


Decidí ampliar la toma de impresiones observando a las personas de las mesas colindantes y constaté que nadie le hizo feos al café, es más, cuando alguna persona lo alababa el camarero lo celebraba con este estribillo:  es que es de puchero. La conclusión a la que llegué es que, por lo visto y oído, el café tuvo aceptación general y creo que al único que no le gustó fue a mi.


Toda esta historia del café me sirve para llamar la atención sobre la importancia que para una empresa tiene siempre, y más aún en la situación actual, disponer de recursos humanos con tablas y oficio. Aquel empresario, había demostrado tener mucho de ambas cualidades, tanto como que creo, o mejor aún, estoy convencido, que sería capaz de venderle el café de puchero al mismísimo George Clooney. 


Ahora que lo digo, sería desternillante sustituir el Nespresso por el café de puchero en la actual y magnífica, como todas las anteriores, campañas publicitarias de Nespresso, en la que una bella mujer prefiere desembarazarse de George Clooney, entiendo que solo por unos minutos, con tal de disfrutar del placer del café ¿Habría hecho lo mismo esa mujer con Clooney para degustar su café de puchero? 


Bromas aparte, estoy convencido de que nuestro protagonista de hoy es un empresario emprendedor, con iniciativa, un estudioso, un buen observador, una persona trabajadora, que sin prisa, como requiere la restauración, y con oficio, con mucho oficio, haciendo de la necesidad virtud, convirtiendo la debilidad en fortaleza, ha ido logrando, pese a la crisis, que su restaurante sea exactamente como hace años lo imaginó. 


Pero entonces ¿lo imaginó sin máquina de café? 


No, seguro que había máquina pero su buen oficio se la ahorró, como le hará ahorrar tantas y tantas cosas y conseguir otras muchas. 


¿Para qué va a adquirir una máquina si a todo el mundo, incluso a Clooney,  le gusta el café de puchero de su restaurante?  Bueno, a todos, menos a mi.


Mi admiración por aquellos que han decidido emprender en el entorno rural. Tienen motivo para estar orgullosos.




Garboó Riocía & García Rioboó

    

domingo, 8 de diciembre de 2013

Imagínate

¿Crees posible que varios miles de ciudadanos apoyen económicamente los proyectos empresariales de nueva creación que quieran hacerse realidad en su ciudad?

Aunque no lo creas o te cueste creerlo ¿Te lo puedes imaginar?

¿Qué crees que sucedería en Cáceres si eso ocurriera?

Miles de ciudadanos de Cáceres apoyan a decenas de emprendedores que han elegido esa bonita ciudad para poner en marcha sus nuevos proyectos empresariales. ¿Te gustaría leer esta noticia?

Suena bien, ¿Verdad?

Vamos a por ello. 





Garboó Riocía & García Rioboó 


sábado, 7 de diciembre de 2013

Dudas razonables

Un reto, por definición, es algo complejo, un objetivo, un  empeño difícil de llevar a cabo  y por ello es un estímulo para quien lo afronta. Pero también impone respeto, y por eso, antes de embarcarse conviene saber si: 

¿Tenemos capacidad para conseguirlo? Sin duda que sí pero siempre que el esfuerzo sea colectivo. 

Todos tenemos muchas más capacidades de las que creemos y solo hace falta un motivo para que afloren de manera espontanea pero ordenada. ¿Qué es lo que sucede cuando acontece una gran desgracia? Que todos nos movemos en el mismo sentido ya sea con nuestros sentimientos o con nuestros actos, pero todos nos movemos en idéntico sentido. Es cierto que las desgracias unen pero también es cierto que no solo unen las desgracias.

¿Tenemos recursos para conseguirlo? Nos sobrarían en un momento dado. 


No asociemos reto con dinero. Tenemos tendencia a tratar de solucionar nuestros problemas y nuestras necesidades con la cartera y estamos enseñando eso a nuestros hijos. La cartera duele pero es cómoda y nos rendimos a esa comodidad. Compramos nuestras soluciones y eso provoca que renunciemos a encontrar otras mejores, sin darnos cuenta de que, a lo mejor, las llevamos dentro. 

¿Merece la pena intentarlo? Claro que merece la pena.  


Ya decíamos que un reto es pensar en grande y que esto no es lo mismo que pensar  a lo grande (Lo primero si nos lo podemos permitir, lo segundo no) Sólo intentarlo significa muchas cosas buenas para la Ciudad:


Si lo intentamos es que no tenemos o hemos desterrado los complejos que nos impedían,  si quiera albergar, la posibilidad de ser o conseguir aquello que nos propongamos.

Si lo intentamos es que estamos unidos y nos habremos demostrado que somos capaces de pensar juntos la ciudad que queremos y juntos hacer las cosas necesarias para conseguirlo.


 ¿Y si fracasamos? Nosotros ya recibimos una joya ¿Cuál será nuestro legado? El fracaso es no intentarlo.

Admiro a las personas que piensan en grande. 





Garboó Riocía & García Rioboó




domingo, 1 de diciembre de 2013

El imasdemasí

Hace años se me presentó la posibilidad de ingresar con carácter definitivo en la administración pública para la que entonces estaba trabajando. El ofrecimiento fue todo un halago pues suponía, digo yo, un reconocimiento hacia mi trabajo. A mi valedor, al que noté satisfecho mientras me hacía tan goloso ofrecimiento, se le dibujó en la cara una mueca de disgusto, cuando unos segundos después de yo haberle respondido se percató, cuando ya había empezado a felicitarme, que donde el esperaba un Sí yo había dicho un No y no sólo eso, sino que añadí lo siguiente: 

... le agradezco mucho su ofrecimiento y sobre todo la confianza con la que me distingue pero creo que la administración es el sitio ideal para echarse a perder. 

Por la cuenta que me tiene, explicaré dentro de unas líneas el sentido de esta frase. Vaya por delante, para aplacar las iras o los regocijos, que de ambas cosas habrá, que he trabajado en varias administraciones públicas y en todas ellas encontré magníficos profesionales y algún que otro "ciruelo", y eso es exactamente lo mismo que encontré en las empresas privadas en las que he trabajado. También debo decir que me siento muy orgulloso de haber trabajado en y para la administración y que ahora que lo hago en la empresa pública mi sentimiento es también de orgullo. Para mi no hay nada más reconfortante que trabajar en lo público. Puestos a currar me satisface más ahorrar un millón de euros de dinero público que hacer ganar ese millón de euros a un privado. Si hubiera tenido la oportunidad me habría entusiasmado dirigir un hospital y, en tal caso, me seduciría más que fuera uno público que uno privado. 

A estas alturas del post seguro que ya nadie me entenderá, lo cual no será extraño, porque primero afirmé que la administración es el sitio ideal para echarse a perder y luego resulta que para mi es reconfortante trabajar en lo público. Debo explicar que aquella frase que espeté, refleja una muy particular forma de ser que me lleva a tener miedo a aburrirme. Es decir, cuando la cosa pierde "vidilla" para mi también pierde atractivo.

Pero no quiero hablar de mi, sino de la administración y de los emprendedores. Ya dije que lo público es un paraíso para los emprendedores y lo ratifico ahora. En lo público hay grandes oportunidades para los emprendedores.


La administración está en entredicho. No se cuestiona tanto la misma como su tamaño y su capacidad para resolver nuestros problemas y está claro que difícilmente podrá contribuir a solucionar nuestros problemas cuando no es capaz de resolver antes los suyos.

A mi juicio la administración tiene que ser transformada más que reformada, pero tenemos el gran problema de que nadie cree que esa transformación sea posible, y como eso se considera una utopía, resulta que la propia administración no dedica tiempo y recursos para tratar de averiguar cómo hacerlo. Es decir nos encontramos instalados en un bucle diabólico que lo más que permite es parchear. 

Es un buen momento para creer que es posible transformar la administración y hacerlo de una vez. Para ello debiera ser considerado estratégico el I + D + I de lo público. Hay un gran campo para esa investigación y una financiación bestial. Si, he dicho bien, una financiación bestial.

¡Empresas, emprendedores la administración tiene que transformarse, necesita ayuda y tiene dinero para hacerlo! 


La financiación de la investigación y del coste de la transformación se obtiene de los espectaculares ahorros o los mayores ingresos que produciría la mejora de eficacia y de eficiencia que esa transformación provocaría. Son tantas y tantas las materias y tan grande el margen de mejora que merece la pena empezar a creer que la administración puede ser transformada ¿Ha pensado alguien lo que supondría mejorar un punto la recaudación fiscal de un tributo, mejorar cinco puntos la inserción laboral de los desempleados, duplicar el número de emprendedores, mejorar los resultados de la educación, organizar bien los recursos, evitar duplicidades...?


Un posible modo de desarrollar el I + D + I de lo público sería a través de organizaciones que retribuidas por su resultado, investiguen sobre lo público, desde fuera de lo público pero al lado de lo público, cuidando de no quedar  atrapadas en la tela de araña de aquello que precisamente hay que transformar. 

El modelo hará dianas cuando aglutine el conocimiento y la experiencia no solo de quienes conocen bien la administración y lo combine con innovación, imaginación y también cierta audacia, porque todo está en revisión y las soluciones pueden estar en lo convencional, cerca de lo convencional y, por qué no,  muy lejos de lo convencionalYo apuesto a que las soluciones están muy lejos de como se hacen habitualmente las cosas.


La conclusión es que se necesitarán entonces buenos profesionales para trabajar en  I + D + I de lo público. Muchos de ellos, curiosamente, trabajan en la propia administración. Está claro que algo falla. 

    



 Garboó Riocía & García Rioboó



jueves, 28 de noviembre de 2013

Los pilares de la competitividad


La competitividad es la capacidad de desarrollar y mantener ventajas comparativas (competitivas) que permiten a una organización alcanzar y, al menos mantener una posición destacada en el mercado en que actúa. Una ventaja competitiva puede ser una habilidad, un recurso, el conocimiento...de que dispone una empresa, de la que carecen sus competidores y que hace posible la obtención de unos rendimientos superiores a estos”.

La competitividad empresarial, en contra de lo que suele aceptarse, no es sólo una cuestión de costes. Quien piense que a base de "atornillar" costes será competitivo comete un gran error, ya que la competitividad se sustenta sobre varios pilares, de los cuales, el más importante, quizá sea contar con trabajadores comprometidos


Es muy común pensar que algo tan importante y complejo a la vez se tiene cuando hay un buen clima laboral y yo no digo que no pueda ser así pero quiero advertir que cuidado con el clima porque cambia con facilidad. Es mejor, por tanto, abandonar la metereología y centrar nuestras capacidades y esfuerzos en construir un buen ecosistema para los trabajadores. Ese ecosistema solo será acogedor si se respira siempre congruencia y además se observan dos reglas fundamentales:


No engañar nunca a los trabajadores. Es lo peor que puede ocurrir.
Alinear el interés de los trabajadores con el de la empresa. Esto siempre es posible.

Otro de los grandes pilares de la competitividad de la empresa es disponer de proveedores comprometidos. Al igual que los trabajadores, el proveedor necesita un buen ecosistema y éste se encuentra donde haya nuevamente comunión de intereses entre cliente y proveedor. El buen proveedor aspira a ser importante para su cliente y un buen cliente debe aspirar a ser importante para su proveedor. En el fondo todo esto reside en comprender algo tan básico y fundamental como lo siguiente:


Un buen proveedor no trabaja para ti, sino que trabaja contigo.
Cuidado con despreciar el precio de las cosas. 
Alinear el interés de los proveedores con el de la empresa. Esto siempre es posible.

Un tercer pilar de la competitividad son las alianzas. Eso que en otro lugar de este blog hemos llamado hacer zoom. La colaboración entre empresas es uno de los caminos menos explorados y sin embargo más valiosos para alcanzar objetivos estratégicos.

Además de estos tres hay otros pilares de la competitividad y sobre ellos hablaremos en otro momento. Y ahora quizá te preguntes por qué acompaño este post con fotografías de rugby. Lo hago así porque cuando alguien me pide que concrete el significado de trabajadores comprometidos le aconsejo que si no lo ha hecho antes, vea, o mejor, que asista a un partido de rugby.  Este deporte gustará o no gustará pero es un gran espectáculo y sus protagonistas un ejemplo de compromiso. 


En el rugby es esencial el respeto por las normas, rara vez un jugador discutirá una decisión arbitral y, esto es lo más sorprendente, tampoco lo hará el público.   




Garboó Riocía & García Rioboó 


Un antiguo dicho británico dice que el futbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros.  

martes, 26 de noviembre de 2013

Quizá te necesitemos.

Decíamos en el anterior post que el mejor abono del reto es la participación de quienes tiene que hacerlo posible. Tratándose de una ciudad evidentemente quienes hacen posible la consecución del RETO son los ciudadanos.La participación es un tema crucial y será un mal asunto si se concibe como un trámite o se pretende despachar como tal. 

La confianza es la primera de las premisas para lograr la participación pues es necesaria incluso para empezar a hablar, empezar a leer o empezar a escuchar. Sólo se logra cuando hay transparencia en el proyecto y en el hacer y en la conducta de las personas que más directamente lo impulsan y gestionan. 


Normalmente cuando conocemos un proyecto solemos preguntarnos con escepticismo sobre quién estará detrás del mismo. Es todo un síntoma. 


Será magnífico no tener que preguntar eso, sencillamente porque no debe haber personas detrás del proyecto y sí delante, y no debe molestar a estas personas el que otras cuya participación se demanda quieran conocer antes la motivación de quienes lo están impulsando.


El RETO de Cáceres será transparente y para ello necesitaremos personas que inspiren confianza. Quizá te necesitemos a ti. 






Garboo Riocía & García Rioboó





martes, 19 de noviembre de 2013

Una Ciudad no puede estar sin un RETO

Estamos acostumbrados a ponernos medallas por lo que hacemos pero no a retirarnos esas medallas por lo que dejamos de hacer. Si midiéramos esto último tendríamos la amarga sensación que produce el saber que se han desaprovechado oportunidades. 

A las ciudades les ocurre lo mismo, cuando una ciudad no está afrontando ningún reto, (de los de verdad) es que está dejando de hacer cosas, desaprovechando sus oportunidades. 


Una ciudad no puede estar sin un RETO.  Cáceres necesita retarse como lo han hecho o están haciéndolo en Curitiva, en  Chattannooga, en Denveren Dubrovnik... 


RETARSE es sencillamente pensar en grande (no a lo grande) y dice mucho de quien así lo hace. Es un buen síntoma.  Al aceptar los retos se ahuyentan los complejos que tanta fuerza restan. El reto despierta y estimula pero también, lógicamente, impone respeto. 

El proyecto que queremos para Cáceres es todo un RETO para la Ciudad.


La ciudad es un espacio geográfico que reúne un conjunto de personas que lo habitan, contribuyendo de manera ordenada, no sólo a su sostenimiento, también a su legítimo progreso. Nuestro RETO aspira a contribuir a lograr ese legítimo y necesario progreso de Cáceres y obviamente también, el de sus ciudadanos.  Esa es LA MISIÓN del RETO de Cáceres.

Siempre habrá quien busque excusas para eludir el RETO, quien se oponga a su consecución, también quien encuentre mil problemas para cada solución. No hay RETO fácil y eso es lo que le confiere valor. El mejor abono para un RETO de Ciudad es la participación y la confianza de las cuales nacen la empatía y el entusiasmo. 


Cáceres será la capital de... aquello que queramos si nos lo proponemos juntos.


     Garboó Riocía & García Rioboó

jueves, 14 de noviembre de 2013

Cáceres es la capital de...

Muchas ciudades se conocen además de por su nombre por su apelativo. París, por ejemplo es la Ciudad del Amor, Roma es la Ciudad Eterna, Las Vegas es la Ciudad del Pecado, Pekin es la Ciudad Prohibida, Milán es la Ciudad de la Moda, Detroit es la Ciudad del Motor...

Hay un apelativo que está libre a nivel mundial y que voy a proteger inmediatamente para reservarlo para Cáceres, mi ciudad, a la que creo le puede ir como anillo al dedo.  

Las ciudades pueden llegar muy lejos, mucho más de lo que creen y están llamadas a conseguir logros muy importantes. Había un mito que seguramente muchos recordamos, que decía que si todos los chinos del mundo saltaran a la vez modificarían el eje de rotación de la tierra. Evidentemente es una exageración sin base alguna que sin embargo nos sirve para imaginar lo mucho que se puede conseguir estando unidos. 

En los próximos post ofreceré más datos acerca de este proyecto, del cual hoy solo anticipo que para que Cáceres sea acreedora del mismo tendrá que hacer algo importante, hacerlo bien, mantenerlo y mejorarlo durante años. Eso exigirá trabajar sin complejos y comportarse como un equipo. 

Seguiremos contando. 




Garboó Riocía & García Rioboó






sábado, 9 de noviembre de 2013

Paquetes turísticos XXL

Ya están aquí, ya empiezan a dejarse ver por estos pagos. Como cada año, miles y miles de grullas emprenden su viaje desde las zonas más frías de Europa hasta Extremadura. Durante varias semanas tenemos el privilegio de contemplar esta fascinante y hermosa ave, un auténtico Festival de las grullas que atrae a miles de personas. Ochenta mil grullas vienen a Extremadura porque encuentran aquí todo lo que necesitan. Recorren ni más ni menos que 4.000 Kilometros para instalarse en nuestras dehesas. Si nuestras dehesas fueran hoteles y hubiera un índice de pernoctación media referido a las grullas, Extremadura sería líder mundial. Los objetivos de los gestores de los destinos turísticos, incrementar el número de visitantes, el de viajeros alojados, el de pernoctaciones y especialmente la pernoctación media se habrían conseguido si de grullas habláramos.

La naturaleza es sabia y quizá nos esté invitando a reflexionar sobre esto. 


La pernoctación media es un indicador recurrente, pues todo lo que se hace, se dice que es para incrementar su valor. Un buen análisis de la misma requerirá desagregar los datos por tipología y categoría de establecimientos hoteleros, temporadas, meses y aún días y también ponerlos en relación con otros indicadores que le confieren su verdadero valor. Tal es el caso del gasto medio por turista y día. Un destino puede tener un buen índice y no ser debido a sus grandes recursos turísticos y sí a que sus hoteles, por ejemplo, fueran extremadamente baratos. 


Más importante que el propio indicador es conocer las causas que lo empujan al alza y desde luego las que lo perjudican, lastran o hunden. Hay factores intrínsecos al propio destino que pueden ser materiales o tangibles pero también intangibles. Entre los primeros, la propia oferta turística, los recursos, las actividades complementarias, la oferta de alojamiento, su tipología y precios, la gastronomía, el ocio, las comunicaciones, los transportes, el comercio. Entre los intangibles, las sensaciones y sentimientos, el afecto, la simpatía, la seguridad, la amabilidad.  La buena gestión de todos esos factores genera lo que yo llamo capacidad de seducción.

El trabajo del gestor y de los profesionales y empresas, sin olvidarnos de la implicación de los ciudadanos, debe ir encaminado a incrementar la capacidad de seducción del destino, porque cuanto mayor sea ésta mejores serán todos nuestros indicadores.


¿Y cómo andamos de capacidad de seducción en Extremadura? ¿Seríamos capaces de seducir a los viajeros para que nos eligieran como destino durante treinta días ¿Sería descabellado proponer viajes a Extremadura de sesenta días de duración? ¿Si es descabellado lo anterior cómo calificaríamos la iniciativa de ofrecer paquetes turísticos de noventa días de duración?  ¿Es una locura o, quizá no? 

Estoy más que seguro que nuestra Región reúne atractivos suficientes como para seducir durante noventa días a las personas que con esa disponibilidad de tiempo nos quisieran visitar. Se me ocurren un montón de visitas y actividades, experiencias y vivencias  con las que poder hacer disfrutar a esas personas a las que yo consideraría auténticos privilegiados. Noventa días y noventa tranquilas noches para desear vivir en una Región que atesora un enorme patrimonio natural. Porque si por algo recomendaría yo vivir en Extremadura es porque es esencialmente limpia.


Yo no dejaría irme a esas personas sin que vivieran en otoño en el Ambroz, poder pasear en Hervás, fotografiar su barrio judio, adentrarse en ese inmenso bosque de castaños o rutear para abrazarse en los castaños del temblar. Descansados y sin prisa pues quedan muchos días, les acompañaría al más afamado de nuestros Valles, el del Jerte y seguir disfrutando con el espectáculo de una quizá ya crecida Garganta de los Infiernos y de garganta a garganta, del Jerte a la Vera y agua va y agua viene y arquitectura popular y Yuste. Camino a Guadalupe, de Monasterio a Monasterio, del de Yuste al Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad, Patrona de Extremadura y de la Hispanidad. Descansados y sin prisas pues quedan muchos días, saboreando hasta los lunes, les acompañaría por las Villuercas y nos llegaríamos, esta vez a Trujillo que no es precisamente cosa de horas. Dejariamos Cáceres para más adelante y nos dirigimos al Parque Nacional de Monfragüe, el más espectacular de los espacios naturales de nuestra Región. Descansados y sin prisas, pues quedan muchos días ¿Dónde nos dirigimos ahora? A Plasencia, la capital del Jerte, después a las Hurdes, el Gasco, el Meandro del Melero, la Ovejuela, de allí a Gata, a deleitarse en Trebejo, sorprenderse en San Martín, en Robledillo y de Gata a la Vía de la Plata, a caminar un "poquino" y llegarnos a Cáparra, a Coria con su gran Catedral, y de allí al Palancar, para admirar el más pequeño de los monasterios del mundo y a su morador, San Pedro de Alcántara, el Gran Santo, nuestro Patrón. Descansados y sin prisas, que nos siguen quedando muchos días, nos asomamos a la plaza mayor de Garrovillas, nos maravillamos en el Puente Romano de Alcántara, navegamos el Tajo Internacional, respiramos en nuestras dehesas, en nuestras sierras, en los Barruecos de Malpartida de Cáceres, berrocales, agua, aves y arte y llegaríamos a Cáceres, Patrimonio de la Humanidad.  No parece que andemos mal de seducción, no. 

Descansados de nuevo y sin prisas que nos quedan muchos días y muchas cosas que conocer les acompañaría a Olivenza, a Jerez de los Caballeros, a Zafra, a Llerena, a Badajoz, a Mérida... 


¿Y llegado el fin del viaje que ocurriría? Yo no dejaría irme a esas personas sin invitarles a quedarse a vivir aquí, o a volver aquí, como hacen las grullas. Quizá algunas de ellas hasta ya lo habrán decidido. Ya lo dije antes, noventa días y noventa tranquilas noches para desear vivir en una Región que atesora un enorme patrimonio natural.  Muchos, pocos, no sé cuantos de esos visitantes, querrían quedarse a vivir en Extremadura porque su viaje realmente no fue para hacer turismo, fue para que se enamorasen de nuestra tierra, tanto como para querer vivir en ella.  


¿Por qué nadie ofrece paquetes turísticos XXL en Extremadura? Eso si que es subir la pernoctación media, ¿o no? 

Ah, ¿Qué a quién? ¿De dónde vienen las grullas?






Garboó Riocía & García Rioboó
  

domingo, 3 de noviembre de 2013

¡Esa puerta!

¿Por qué un portal de reservas turísticas cobra a los establecimientos hoteleros un 20% sobre las ventas por las reservas realizadas a través del portal  y no cobra por el coste del servicio que presta más un razonable diferencial por el beneficio?  ¿Por qué un hotel acepta pagar esa comisión?   Mi pronóstico es que el porcentaje desmesurado se volverá en contra de quienes alegremente lo aplican, porque si no refleja bien los costes de sus servicios y sobrepasa de largo lo razonable, terminará ocurriendo que alguien encuentre la forma de producir esos mismos servicios,  mejorar las prestaciones y además ser más competitivo, o que alguien descubra una nueva forma de hacerlo o que quienes directamente padecen ese porcentaje decidan que hasta ahí llegaron.  

La intermediación comercial solo tiene sentido cuando quien la ofrece mejora en su valoración conjunta las prestaciones propias de quien la contrata. Quien consiente en pagar un precio muy alto por la intermediación comercial, es decir, quien acepta deteriorar mucho su margen, está reconociendo implícitamente una gran debilidad ¿Cómo si no va a pagar un porcentaje tan elevado por sus ventas? Por contra, quien cobra sustancialmente por encima de sus costes, es claro que está aprovechando esa debilidad para hacer su particular agosto, pero no está mostrando, en contra de lo que piensa, ninguna fortaleza. Podríamos decir que es fácil ser fuerte frente a quien está débil, pero la debilidad perpetua no existe.  

La desmesura deja abierta una puerta por la que podrán asomarse nuevas empresas más competitivas, pero además, algunas de ellas, las innovadoras, no solo podrán asomarse sino que también conseguirán traspasar esa puerta y quien sabe si cerrarla tras de si. 

Quien nos dice que no hay alguien ya pensando en alternativas a booking, trip advisor, rumbo, trivago u otros similares con un enfoque más colaborativo en el que todos realmente ganan ("Win para todos") 


Porque puestos a pensar ¿Qué ocurriría si un portal de reservas turísticas comisionara en especie y canjeara el importe de su comisión por habitaciones? ¿De domingo a viernes? 


Esta es la buena noticia, los porcentajes en entredicho, vamos a llamarlo así, significan buenas oportunidades de negocio para los emprendedores innovadores. Por tanto, atentos. 





Garboó Riocía & García Rioboó


La imagen que hemos incorporado a este post es de la maravillosa película Monstruos SA que recomiendo a todo el mundo. A los emprendedores les diría que la vieran dos veces.  





domingo, 20 de octubre de 2013

Cosas de niños

Conozco un niño para el que lavarse los dientes es un juego, pues cada vez que se cepilla los dientes lo hace con una pasta diferente a la que empleó la vez anterior. Para él, cambiar es divertido, experimentar es divertido, descubrir es divertido. Son cosas de niños.

El Cúcara Mácara es una idea muy feliz que ha hecho felices a los varios miles de niños y niñas de Cáceres que celebraron allí su cumpleaños. Han pasado más de veinte años desde que mi hermana Cristina abrió Cúcara Mácara en un local de poco más de 30 metros cuadrados que estaba a un tiro de piedra del Colegio de las Carmelitas.  Con su pequeña inversión, su trabajo, su cariño y sobre todo, su desbordante imaginación, Cris, sin pretenderlo, cambió la forma de celebrar los cumpleaños de los niños y niñas más pequeños de Cáceres.

Habrá quien piense que gestionar un establecimiento de este tipo es poco menos que un juego de niños. Está muy equivocado pues es realmente complejo.  Buena prueba de la complejidad es que en los últimos años proliferaron franquicias de ocio para niños y muchas cerraron  ¿Quién dijo que a los niños les divierte siempre correr? Cris supo imaginar lo que querían los niños y acertó, pudo hacer un patio de recreo para enjambres de niños pero no, no lo hizo, porque en su cabeza había un cuarto de juego con cuentos, historias, teatro, dibujos, canciones, cuadros... Si Cúcara nació en treinta metros cuadrados es porque la imaginación no es cuestión de espacio. 


Cris tuvo el mérito de ser la primera pero también el de conseguir que Cúcara haya cumplido, ni más ni menos que ¡veinte años! y no será, Dios mío, porque lo haya tenido fácil. 


Ese aniversario significa mucho más que los veinte años de actividad, crisis incluida. Lo realmente valioso es que el Cúcara Mácara está recibiendo ya a segundas generaciones de niños. 


Es fantástico que un niño celebre su cumpleaños en el Cúcara, donde lo celebraron dos décadas antes su padre y su madre y más aún, que lo celebre esencialmente igual y que reciba tanto cariño de la misma persona. 


¡Que satisfacción tan grande! ¡Que gran emprendedora! ¡Que suerte han tenido los niños de Cáceres! 


A Cris, le saludan muchos niños por la calle llamándola por su nombre. Eso lo explica casi todo. 



                                          



Garboó Riocía & García Rioboó








miércoles, 2 de octubre de 2013

Manejar los tiempos

Me gusta quitar las prisas a quienes impacientes demandan brío en la resolución de asuntos complejos, de esos que tienen aristas, porque hay ocasiones en las que elegir bien el momento tiene tanta o más importancia que la acción. A veces ocurre que lo que hoy no es mañana si lo puede ser.  

Manejar bien los tiempos es una habilidad esencial en la gestión empresarial que tiene mucho de técnica, un poco de intuición y requiere, sobre todo, sosiego. En realidad se trata de una habilidad que todos desarrollamos desde pequeños porque ¿Quién no ha esperado al momento más propicio para enseñar la cartilla con las notas a sus padres? 

Aunque no lo parezca, el episodio de las notas que muchos habremos protagonizado, y solucionado contando con la complicidad de una abuela, a quien enviamos al frente de batalla, por delante y sin casco, es un proceso técnico que habrá completado todas estas fases:


Precisar el objetivo.
Identificar los sujetos, los actores, las personas que intervienen en el proceso. 
Identificar los aspectos críticos o desencadenantes, es decir, los que posibilitan y los que malogran el objetivo.
Obtener Información para su procesado e interpretación.
Decidir las acciones, precipitar o demorar acontecimientos a voluntad, cambiar el orden o secuencias de las cosas, provocar o contener acciones y reacciones. 
Secuenciar las mismas en el tiempo

Para el emprendedor es muy importante saber manejar muy bien los tiempos. Al principio le llevará tiempo manejar el tiempo y le ocurrirá como al conductor novel que para cambiar de marcha a su coche se concede un margen de 10 kilómetros prorrogables por otros 10. 

Un buen estratega del tiempo madruga, pues prepara su jugada desde lejostraza caminos sabiendo que la linea recta es el camino más corto pero no necesariamente el camino más rápidoexplora, de tal modo que mientras unos van, él vuelvegestiona con eficacia y eficiencia, pues no da puntada sin hilo y con relativa frecuencia consigue bajar dos pájaros de un tiro, y no deja nada al azar, es decir logra que nada sucede por casualidad, lo cual es siempre el mejor modo de conseguir los objetivos.

¿Qué ocurre cuando no hay tiempo que manejar? Es una buena pregunta. Cuando sucede eso es porque se ha perdido la iniciativa. Es decir, alguien ha madrugado más que tú. En ese caso, solo tienes una opción. Ganar tiempo.

Nada hay mejor para ganar tiempo que contestar una pregunta con otra pregunta.

Garboó Riocía & García Rioboó

¿Hijo, no te han dado las notas esta semana?
¿Qué tal se te daban a ti las matemáticas, Papá? He pensado que podrías ayudarme los fines de semana con las matemáticas.











domingo, 29 de septiembre de 2013

Ideas sin dueño. Cultura hospitalaria.

Hace unos años viajé a Dakar, la capital de Senegal. Nunca olvidaré aquel viaje que guardo en el corazón. En una de las visitas a Dakar, quizás a la Catedral o al mercado central, pasamos por las inmediaciones del Hospital donde resultaba llamativo ver a muchas personas que con cuencos de fruta entre sus manos paseaban por las inmediaciones. 
Sam, nuestro guía, nos aclaró lo que no fuimos capaces de deducir: "Llevan fruta a sus familiares hospitalizados para ayudarles a reponerse". 

Será difícil que hoy alguien lea o vea algo que destile tanta lógica como eso. La escasez tiene la virtud de descubrir la esencia de las cosas. Para mi, un hospital es un bien que forma parte de un tesoro que genéricamente llamamos "la sanidad" cuya finalidad es preservar y proteger la salud de las personas.  Esa es la esencia de estos benditos "monstruos" que nunca descansan y acogen durante las 24 horas del día y los 365 días del año a miles de personas.



Siempre he percibido los hospitales como una ciudad dentro de la ciudad. Todo en el hospital tiene pinta, huele, sabe y suena a hospital. Todo menos una zona cuyas paredes se visten con la gratitud de los niños. En pediatría el hospital  es distinto y es que el arte, en este caso de los niños, hace sentir bien y sentirse bien es salud. Si damos por buena esta reflexión llegaremos a la conclusión de que introducir arte en los hospitales, como llevar fruta a un familiar para reponerse, tiene mucha lógica.  

¿Qué tiene esto que ver con el emprendimiento? Mucho, muchísimo. Creo que una iniciativa empresarial cuyo objeto sea producir contenidos culturales para hospitales y gestionarlos puede ser una gran idea.  El arte, la cultura en general, el diseño, puede estar presente en el hospital sin afectar a su esencia, sin entorpecer su funcionamiento y sin perturbar a las personas hospitalizadas. El cómo hacerlo para que haga bien, para que cale, para que se quiera, para que sea sostenible y, por tanto, se quede, es lo que está por descubrir. Se podría empezar con algo sencillo, como por ejemplo, el arte con frutas...

Ah ¿Que quién paga eso? ¿Quién financia la cultura hospitalaria? ¿No acabamos de decir que el arte hace sentirse bien y eso es salud? Entonces, si es así, está claro quien es el cliente y...un momento, un momento, cuando hablaba del cliente, de pagar, no me refería a la administración, me refería a los laboratorios. Quizás quisieran incluirlo en eso que llamamos responsabilidad social empresarial. 







Garboó Riocía & García Rioboó











martes, 24 de septiembre de 2013

Ideas sin dueño. Convention bureau

El turismo de reuniones es una de las piezas más anheladas para un destino. Hasta tal punto es así, que en las dos últimas décadas se desató una auténtica carrera por ver quien construía el Palacio de Congresos más espectacular. Costes aparte, eso se tradujo en edificios concebidos para deslumbrar pero que, en muchos casos, resultaron desproporcionados, en ocasiones redundantes y, en tal caso, insostenibles. Si unimos a los Palacios de Congresos los recintos temáticos, especialmente los destinados a arte, ciencias, y cultura, resultará que tenemos en España cientos de salas y miles de butacas. Es decir, una capacidad instalada desmesurada. ¿Para qué vale un recinto maravilloso si no alberga actividad?  Para tratar de solucionar ese detalle, en algunas ciudades se crearon unidades de gestión cuya finalidad es promocionar su candidatura ante los prescriptores de los congresos y reuniones de todo tipo. Son las oficinas denominadas Convention Bureau.

Pero entre el promotor del evento y el destino hay un mundo. La competencia, al menos sobre el papel, es mucha, pues son muchos los destinos que tienen "convention bureau" y la infraestructura y las plazas hoteleras y buenas comunicaciones y buena movilidad, y la tecnología adecuada...


Me temo que, como es habitual, muchos intentamos conseguir lo mismo haciendo para ello, con más o menos fortuna, lo mismo. Es entonces cuando uno se plantea que quizás merezca la pena darle la vuelta al proceso. ¿Y si la idea naciera en el destino? 

Fabricar eventos para un destino a partir de ideas propias puede ser una buena y novedosa iniciativa empresarial para emprendedores. Su misión sería concebir y gestionar eventos que nunca antes se habían celebrado, es decir,cada evento será exclusivo, la primera y quizás única edición. La exclusividad del evento lo convierte en una oportunidad única para querer participar siendo éste uno de los motivos que lo hace realmente especial.  Al nacer el evento en el destino, uno y otro se harán a la medida, de tal modo que se procuren todo aquello que necesitan para ser un éxito. El evento le sentará como un guante al destino y el destino procurará toda su colaboración al evento. Una vez más, surge la comunión de intereses.


Quedaría lo más difícil: Atraer a las personas. Para ello debe diseñarse una estrategia cuyo objetivo será reforzar el motivo o sumar nuevos motivos para que esa atracción se produzca y tenga efecto ¿Cómo?  


Una herramienta muy útil para lograr ese objetivo puede ser la formación. En el caso concreto de Extremadura nada impide "importar alumnos y exportar conocimiento". 


Pensemos en una misión comercial al uso dirigida a empresarios de un tercer país, con el objeto de favorecer la actividad comercial entre empresas de ese país y empresas del destino. Juega en contra de los objetivos propios del encuentro la escasez de tiempo. Para solucionarlo, probemos a incrementar ese tiempo añadiendo al programa de esa misma misión una cuidada acción formativa impartida por una prestigiosa escuela de negocios que cuente con el reconocimiento académico de algunas, a su vez, prestigiosas universidades de otros Estados. Obviamente, la acción formativa tiene que estar bien traída, ser congruente en toda su extensión, útil, provechosa y reconocida. Si tal es así, podremos comprobar como fácilmente, gracias a la introducción de la misma, se habrá reforzado la motivación, antes única, y además procurado mayor profundidad al evento y, por tanto, seguro, mejorar su resultado. 


Pensemos en este detalle: El participante además de ser integrante de una misión comercial será miembro de una promoción. ¿Acaso no era el objetivo estrechar lazos? 

¿Se puede seguir reforzando la motivación?


Sin duda Sí. Para ello buscaremos  motivos en la cultura, en el idioma, en la salud, en las inversiones, en definitiva en todo aquello bueno que pueda ofrecer nuestro destino a quienes queremos que nos conozcan. 




Garboó Riocía & García Rioboó






jueves, 19 de septiembre de 2013

Ideas sin dueño. Bares de cine.

La crisis ha cambiado algunos de nuestras costumbres y como consecuencia de ello algunos sectores lo han acusado con fuerza. Un buen ejemplo de esto que decimos es el caso de la hostelería y los cines. Será difícil recuperar el tono de estos establecimientos, pues nos hemos acostumbrado a renunciar un poco o un mucho de su disfrute.  Muchos cines y una auténtica barbaridad de bares han cerrado, pero eso no significa que no haya buenas oportunidades para emprender en este sector. ¿Te atreverías?  En este post no vamos a decir, ni tan siquiera a sugerir como debe ser un local, su concepto, el enfoque, su público ni nada por el estilo. Pero si vamos a exponer algunas ideas que, desde el punto de vista de la gestión, puede ayudar a conseguir que la iniciativa prospere.

El primer frente será la gestión del gasto. El objetivo es despejar de gasto corriente los primeros meses de actividad y dedicar los limitados recursos a otros menesteres. A conseguir ese objetivo ayudan una serie de medidas tales como el pago de la cuota de autónomo reducida a poco más de 50 euros al mes durante seis meses, o la subvención que cubre los gastos por tasas e impuestos locales devengados por la apertura. (Esta subvención está vigente, al menos en Extremadura)

En el caso del local negociar unas buenas condiciones tanto de renta como de pago de la misma es fundamental. Sugiero proponer al arrendador del local que incorpore cláusulas como las que a título de ejemplo expongo y que conformarían una especie de contrato de arrendamiento para emprendedores:
  • Fianza. La fianza se establece en la cantidad de x euros que serán desembolsados, fraccionando su importe en partes iguales, en las seis primeras mensualidades de la primera anualidad.  
  • La renta del primer ejercicio será de x euros anuales equivalentes a los gastos inherentes a la propiedad del local y la gestión contractual del propio arrendamiento. Será desembolsada, fraccionando su importe en partes iguales, en las seis segundas mensualidades de la primera anualidad.
  • La renta del segundo y sucesivos ejercicios será de x euros anuales que serán abonados en ocho mensualidades distribuidas en secuencias de dos de pago por una de carencia.  (El objeto de esta posibilidad es permitir liberar al arrendatario del pago de la renta en los meses que está establecida la obligación de liquidación trimestral de impuestos, lo cual exige un esfuerzo muy importante de tesorería) 
Finalmente, quienes formen el equipo emprendedor, deben acompañar este esfuerzo de terceros financiando la actividad durante unos meses con su trabajo. Hay que tener muy presente que la condición del emprendedor es la de empresario y no de empleado. Los esfuerzos presentes posibilitan los frutos futuros.

Hasta ahí y con un poquito más, los gastos estarán bien gestionados. Ahora es el turno de los ingresos  ¿Qué se puede hacer desde el punto de vista de los ingresos? Cuando hablamos de ingresos inevitablemente tenemos que pensar en nuestros clientes y ahí hay que procurar ser generoso a la hora de definir nuestra misión con respecto a ellos. Rápidamente entenderemos esto. 

El primer paso es definir una estrategia que favoreciendo al cliente permita conseguir el tiempo necesario para arrancar y consolidar el proyecto. Una y otra cosa no solo no es incompatible sino que es absolutamente necesaria. Quizás esto funcione:


Además de lo habitual, es decir, consumo y pago, se ofrecería a los clientes, desde la primera semana de actividad,  un bono de consumo de 30 euros de los que 10 euros son de regalo. Quien lo acepte pagará veinte euros y podrá consumir servicios por valor de treinta euros. Todo el importe tendrán que ser consumido en el establecimiento. 

Se ofrecería también, desde la primera semana otra alternativa que consista en un bono de veinte euros y un obsequio de una entrada para el cine cuyo valor es de seis o siete euros pero que, sin dificultad se podrá negociar por un euro cincuenta o dos euros menos. Quien lo acepte pagará veinte euros y podrá ir al cine gratis.

¿Qué perseguimos con esta estrategia? Ya lo hemos dicho, tiempo y fortaleza. ¿Ocurrirá así? 

El margen, a priori, será menor, eso es evidente. Se conformará un margen medio con los márgenes de cada modalidad de venta. Sin embargo se necesitarán muchos menos clientes para cubrir la cifra de ventas que equilibra el resultado de la actividad. El motivo es que el ticket medio del cliente será mucho más elevado, consumirá más en el local y menos en otros. La consecuencia inmediata será que la tesorería mejorará de manera muy significativa.

¿Qué bono funcionará mejor? Te preguntarás si no es descabellado regalar consumo en otro establecimiento. Desde el punto de vista económico no es descabellado, todo lo contrario. Aunque tu margen sea menor, el bono con obsequio cine te dará más alegrías que el bono propio y la explicación no es económica, es sociológica, al cine gusta ir acompañado. 

¿Te parecía descabellado? ¿Te parece descabellado ahora? La excel no engaña y nos dice que nuestro bar puede permitirse disminuir el margen porque ha nacido competitivo y se mantendrá competitivo. Ha gestionado muy bien sus gastos y gracias a ello puede permitirse el lujo de invitar a sus clientes a otra de sus grandes pasiones: 

El cine y por ello nos estarán siempre muy agradecidos.

Tócala otra vez Sam.  




Garboó Riocía & García Rioboó


















martes, 17 de septiembre de 2013

Ideas sin dueño. ¡¡¡Bienvenidos!!!

Este post contiene una idea que ya no tiene dueño. Ojalá sea recibida con cariño por alguien que la mejore, la transforme y sobre todo sea capaz de llevarla a cabo. Esa será nuestra mayor satisfacción. 


Si eres promotor cultural, artista, emprendedor en cultura y o en turismo esta idea te puede interesar. Si trabajas en el sector turístico, si formas parte de una asociación relacionada con el turismo y o la cultura, también. Si tienes responsabilidad pública en alguna administración, sobre todo local, dedícale unos minutos a esta idea.


Este proyecto lo llamaremos  ¡¡¡Bienvenidos !!! Y me gustaría que lo hiciéramos en Cáceres y en cualquier otra ciudad donde reciban a sus visitantes con el corazón. 




Se trata de una iniciativa empresarial consistente en producir un cuidado, entrañable, sorprendente y emocionante espectáculo de bienvenida para los visitantes de un punto turístico determinado. El objeto del espectáculo es generar sorpresa y afecto en el visitante que se siente así distinguido. Puesto que las ciudades viajan con quienes las visitaron la reacción lógica en el turista será comunicar esta experiencia agradable en su entorno.  

Se considera estratégico que la iniciativa y la producción se haga con la participación de artistas y empresas locales o regionales. De ese modo le realización del proyecto contribuirá a desarrollar el sector. 

Bienvenidos se ofrecería gratuitamente a los visitantes de la ciudad los días más habituales de llegada. Número y concentración elevados son dos ingredientes esenciales para el éxito de este proyecto. El contenido, duración, lugar de representación y frecuencia debe ser muy estudiado pues es esencial para el éxito de la iniciativa. Debe estudiarse los puntos de acceso, horarios y lugares idóneos para la representación. El turista debe asistir cómodo y relajado. 

La financiación debería ser mixta, pública, fundamentalmente de la administración local y privada mediante aportación del sector turístico. El patrocinio no se antoja complejo. Además la representación puede generar ingresos atípicos o recurrentes. Ventas de guías, cards turisticas, merchandaising. Desde el punto de vista económico la producción de un espectáculo que va a ser repetido, por ejemplo 52 viernes y 52 sábados, abarata sobre manera los costes. 


El evento será difundido con carácter general en la ciudad y colaborarán los establecimientos hoteleros, cuyo personal aconsejará a sus huéspedes que acudan a disfrutar de un espectáculo especialmente preparado para todos ellos. 


¿Funcionará? Con motivo de la inauguración de una nueva edición de la Feria FIO en el Parque Nacional de Monfrague, se nos obsequió con un entrañable espectáculo de bienvenida que consistió en una bonita coreografía protagonizada por dos radiantes bailarinas. Su alegría y su arte me hicieron sentir bien. 





Garboó Riocía & García Rioboó

Hace mucho tiempo que el turismo dejó de ser cosa de hotel y mantel. Cuida los intangibles.