lunes, 31 de diciembre de 2012

Días del emprendedor

Siempre me han llamado la atención las celebraciones que en forma del día de... pretenden llamar la atención de la ciudadanía sobre determinados asuntos que se consideran del interés general. Por ejemplo, el día de la bicicleta, o la fiesta de la bicicleta como se denomina en algunas ciudades, posibilita que centenares de personas circulen por las calles utilizando, a salvo de los coches, ese delicioso medio de locomoción. Con esta celebración se persigue promover el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo y no contaminante y además, favorecer la práctica deportiva.  Frente al día que favorece el nacimiento de un nuevo hábito está el día que buscaría cambiar otro. Tal es el caso del día sin coches. Durante esa jornada se prohíbe el tránsito de vehículos por determinadas calles de la ciudad y sólo funciona el transporte público que además, con motivo del evento, suele ser gratuito o bonificado.

¿Qué efecto práctico tienen esos días? Muy poco, poquísimo. Lo efímero de la medida, un día, y la imposibilidad de practicar el resto del año el hábito que se quiere promocionar o cambiar, tienen la culpa. Los hábitos se adquieren con el uso continuado o frecuente, si tal no es posible, está claro, no habrá hábito.

El día del emprendedor es otra de las celebraciones que se asoma todos los años en muchas, si no en todas nuestras comunidades autónomas. No diré yo que no esté bien realizar encuentros y jornadas para emprendedores, fomentar eso que llaman el espíritu emprendedor, o realizar encuentros entre emprendedores y entidades financieras o bussiness angels, pero si diré yo que lo de día del emprendedor sabe a poco y que quizás el nombre habría que matizarlo.


Para que haya día del emprendedor tiene que haber día para el emprendedor o mejor año para el emprendedor. Es como las bicis, si quieres que se utilicen se tiene que dar las circunstancias que lo posibiliten. Por ello creo que es mejor hablar de año que de día y además cambiar el "del" por el "para". 


Así, 2013 sería el primer año para el emprendedor, es decir, un año intenso y plagado de medidas favorecedoras de la actividad emprendedora. Lo propio, dada la situación, podría hacerse en 2014 y llegados allí, ojalá no sea necesario hacer más años para el emprendedor. El año para el emprendedor solo se justifica si está plagado de días para el emprendedor que coincidirán con aquellos hitos de gestión relevantes que posibilitan las condiciones para que crezca y se fortalezca la actividad emprendedora. Se me ocurre marcar en el calendario como un buen día para los emprendedores el que se apruebe una ley de emprendedores, o aquel otro en el que se constituya un fondo de inversión de capital riesgo privado para invertir en PYMES, o el que se funde una asociación local de ángeles inversores, o el día que se apruebe un marco fiscal favorable para los ángeles inversores...


Y el día del emprendedor ¿Habrá día del emprendedor? Indudablemente lo habrá si el año ha sido certero y se celebrará no una sino cada vez que se constituya una nueva empresa y sobre todo cada vez que una de esas empresas celebre su aniversario. Este y no otro es el auténtico indicador de éxito de las normas, programas, proyectos o planes operativos de fomento de la acción emprendedora que conforman un año para el emprendedor.


Hagamos todo lo que esté en nuestras manos para que este recién estrenado 2013 sea el primer año para el emprendedor y que durante el mismo y sobre todo los siguientes se celebran muchos días del emprendedor. 


Emprendedor, si tal es así, te necesitamos. 2013 es un año para ti y si te lo propones, a lo largo del mismo, encontrarás tu día.






Garboó Riocía & García Rioboó


 





viernes, 28 de diciembre de 2012

Jugando. Un modo fácil de empezar.


Este post puede parecer fuera de sitio en el seno de un blog destinado a emprendedores. Mi objetivo es poner de manifiesto lo sencillo que puede ser despertar en los más pequeños su interés por explorar actividades y otro modo de hacer las cosas. No se trata de introducir a los niños en el mundo de la empresa, eso está lejano y si de descubrir a los niños que sus capacidades les permiten imaginar y crear muchas cosas. Tenemos tendencia a solucionar nuestras necesidades con la cartera y estamos enseñando eso a nuestros hijos. La cartera duele pero es cómoda y nos rendimos a esa comodidad. Compramos nuestras soluciones y eso motiva renunciar a encontrar otras mejores, sin darnos cuenta de que, a lo mejor, las llevamos dentro. Quizás estos dos ejemplos sirvan para explicar esto. 

Jugando. Un modo muy fácil de empezar. Propón a tus hijos y a sus amigos que se entretengan de manera diferente a como lo hacen habitualmente. 

  1. Identifica una actividad. Piensa en sus juguetes y en las cosas que tienen, ordenador, consolas...
  2. Motiva a los niños.
  3. Establece un objetivo, introduce un reto, una misión.
  4. Fija las reglas de la actividad.
  5. Haz que el proceso sea participativo. Es decir, no decidas tú todo.
Un ejemplo muy sencillo:

¿Tus hijos tienen una nerf? (arma de juguete totalmente inofensiva que dispara proyectiles de goma espuma)

Ofrécete a jugar con ellos. Esto es fundamental. (Motivación) 
Propón que fabriquen un blanco para jugar juntos. 
Introduce normas (restricciones) asegurándote de que serán capaces de atender las mismas.
  • El blanco no puede contener figuras humanas.
  • El blanco debe permitir obtener diferentes puntuaciones dependiendo la zona de impacto
  • El blanco debe recoger los proyectiles de goma-espuma para poder obtener las puntuaciones.
  • No se puede emplear nada que no haya en la casa.
  • Se dispone de un tiempo límite.

Cuando terminemos saldremos todos a merendar o a cenar. (Motivación) 

Te sorprenderás del blanco que pueden crear tus hijos, empezará con algo básico y terminará incorporando muchas mejoras, pasará de ser  fijo a móvil, incorporará fluorescencias, tendrá efectos especiales, será visible en penumbra... En definitiva habrán creado un producto que viene a satisfacer su necesidad, lo habrán hecho contemplando normas, pues hay límites, habrán trabajado en equipo y se habrán divertido mucho, como también tú. Es un primer paso, el siguiente irá añadiendo ingredientes preservando la esencia del ejercicio.

Pondré otro ejemplo. En este caso el objetivo es realizar un vídeo educativo para ser colgado en you tube. 

Los ingredientes son los mismos que en el caso anterior. 
El resultado fueron dos vídeos que os muestro a continuación y puedo deciros que fue maravilloso asistir al proceso, comprobar el crecimiento de la idea y compartir la satisfacción de los niños. 

El proceso requirió hacer un guión después de documentarse con rigor para que el vídeo cumpliera su finalidad educativa. Los niños utilizaron sus juguetes, emplearon sus cámaras de fotos, emplearon el pc y un programa de edición, con el que tras elegir el material que más les satisfizo hicieron la pieza que finalmente subieron, no sin problemas, a la red. 

Os invito a ver los vídeos y os animo a jugar en casa y también en los colegios. 




Garboo Riocía & García Rioboó







martes, 25 de diciembre de 2012

EMPRENDEDORES, lo que son EMPRENDEDORES, hay pocos

Nadie duda que el emprendimiento, en si mismo, es un negocio, un auténtico mercado. Para constatarlo basta hacer búsquedas por internet. El resultado es alucinante, pues hay hasta lo inimaginable. La exageración no es buena, todo tiene límites, sin embargo tenemos tendencia a sobrepasarlos (si no que se lo pregunten a la calidad)

Soy de la opinión de que el término emprendedor está siendo utilizado de manera inapropiada hasta el punto de empezar a perder sentido.  Me viene a la memoria una anécdota de un buen médico rural que en verano veía crecer su consulta diaria de un modo exagerado. Cada día, un abuelo acudía a la consulta reservándose el último lugar para ser atendido y cada día preguntaba al médico: 


- ¿Cuántos pacientes ha visto Vd hoy? 
- Cien, contestaba el médico, pero enfermos, dos.

La generalización nos lleva a considerar que todo el que inicia una actividad económica es un emprendedor y claro, visto de esta manera, habría miles y miles de emprendedores, cuando honestamente creo que no es así. 


De un tiempo a esta parte parece que si a un empresario no se le reconoce la condición de emprendedor, se está menoscabando su indudable y gran mérito pero ¿Es lo mismo empresario que emprendedor? ¿Son emprendedores todos los empresarios? ¿Es un emprendedor el empresario de segunda generación? ¿Quien adquiere una enseña de una franquicia es un emprendedor? ¿Son emprendedores todas las  personas que acuden a un programa de acompañamiento? 


A mi juicio, y no sin cierto riesgo de recibir un revolcón,  EMPRENDEDOR es aquel que descubre una oportunidad de negocio, y aún sin experiencia previa ni recursos suficientes, tiene la capacidad para concebir primero y liderar después la transformación de una idea propia en un proyecto empresarial nuevo del cual es actor principal y en el que necesariamente participa asumiendo riesgo económico.

Este concepto es relevante porque el EMPRENDEDOR así definido, el que ve donde otros no ven y partiendo de cero, gestiona, lidera y alumbra proyectos empresariales con los que se vincula estrechamente, es como un gran deportista en ciernes, no me atrevo a decir de élite, pues ambos atesoran unas especiales condiciones que les acercan a sus objetivos: Para el deportista batir marcas y cosechar medallas y para el emprendedor cosechar empresas y ahí, precisamente ahí, reside el gran potencial del EMPRENDEDOR: Sus capacidades le llevarán a liderar nuevos proyectos empresariales. Es decir, justo lo que necesitamos. 


Si tal es así, si el EMPRENDEDOR tiene capacidad para conseguir lo que necesitamos, debemos actuar en un doble sentido:

  • Haciendo que haya más personas con esas capacidades. Las medidas adoptadas con este fin no tendrán un efecto inmediato.
  • Apoyando con fuerza las segundas iniciativas sobre todo, pero no exclusivamente, las de quienes han demostrado su éxito en la primera. (Es una buena inversión pues traerá los retornos que solo las nuevas empresas que cumplen años pueden traer) Debe quedar claro que con esto no supeditamos la condición de EMPRENDEDOR al éxito de la iniciativa empresarial pues sería sumamente torpe y, peor aún, injusto.
En definitiva, Emprendedores, lo que se dice emprendedores hay muchos, pero EMPRENDEDORES, lo que son EMPRENDEDORES hay menos y siempre será así, hasta que no expliquemos a quien queremos que sea, que aún no lo es.

Mientras tanto, si alguien nos pregunta ¿A cuántos emprendedores atendió hoy? 

Lo normal será contestar algo así como:
Ni más ni menos que a uno, pero disfruté mucho escuchándolo. 





Garboó Riocía & García Rioboó











lunes, 17 de diciembre de 2012

Test de estrés.

En la confección de los estados presupuestarios pre-visionales de este plan de empresa se ha observado un elemental principio de prudencia.Esta expresión suele contenerse en la memoria de los planes de empresa. La observación de este principio significa que ha habido mesura en la consideración de los ingresos y se ha sido exhaustivo en la consideración del gasto. Si a pesar de ese tratamiento el proyecto mantiene su viabilidad estará obteniendo un plus de credibilidad.

No basta con decir que se ha sido prudente, hay que demostrarlo. Para hacerlo, una vez creado el modelo económico que te ha permitido calcular la cuenta de explotación la debes someter a estrés ¿Cómo? Te mostramos algunas formas de hacerlo.

  • Desplaza en el tiempo tu previsión temporal de obtención de ingresos, no así la de gastos que mantendrás invariable. (Retrasa en el tiempo, al menos en tres meses, toda la previsión de generación de ingresos en el momento de arranque de la actividad) Este retraso afectará negativamente a tu tesorería y al resultado del primer año.
  • Mantén plana la evolución del precio de tus productos, bienes y servicios durante los dos primeros ejercicios de actividad. Con ello asumes que deberás mantener precios durante un tiempo para encontrar y mantener tu hueco en el mercado.
  • Introduce un menor rendimiento a tu plantilla de trabajadores. Establecidas las necesidades de plantilla de trabajadores, su salario y su incorporación en el tiempo, penaliza su rendimiento considerando el posible absentismo. Si bien deberán tenerse en cuenta la actividad, el sector y el marco normativo para la anterior estimación, no es descabellado, una vez conocida la jornada anual de un trabajador, estimar un rendimiento entre un 5% y un 7% menor.
  • Dota una provisión de gastos a tanto alzado. Sirve para recoger desviaciones de gastos y gastos imprevistos. Puede ser razonable un porcentaje entre el 3% y el 5% de la cifra total de gastos. 
  • Penaliza el tipo de interés aplicable a las necesidades de financiación del proyecto. Determinada la necesidad de financiación penaliza en un punto el tipo de interés de mercado y observa esta norma durante toda la vigencia del préstamo o crédito.  
Puedes aplicar una, varias o todas estas fórmulas y otras que consideres. Debes tomar  nota de cómo afecta ese estrés a la viabilidad del negocio y extraer tus propias conclusiones. Si el proyecto sobrevive a un estrés riguroso será una buena muestra de solidez, si no lo consigue ¡cuidado! toca revisión.

Este ejercicio no sirve para nada si no eres honesto contigo mismo, recuerda que el papel lo aguanta todo y la excel también. 


Ah, otra cosa, ten claro que a quien le vayas a pedir que invierta o financie tu proyecto te preguntará por los "colchones" del proyecto. Es otra forma de referirse a la prudencia.





Garboó Riocía & García Rioboó





viernes, 14 de diciembre de 2012

Tiene web

No consideres la web como un trámite. La web, además de la importancia que tiene por si misma como elemento de comunicación y o de gestión, tiene la virtud de obligarte a pensar.

Conozco casos en los que el plan de empresa ha nutrido textos de la web, es decir, poco menos que la web del proyecto se ha ido haciendo a la vez que se hacía el plan de empresa. El ejercicio y el resultado del mismo es magnífico.

Como ejercicio es muy útil pues dotar de contenido la web requiere análisis de muchos aspectos esenciales del proyecto, no solo comerciales, también organizativos e incluso de diseño de operaciones, de productos y de servicios. 

Otra gran ventaja es que te permitirá observar tu empresa, asomarte, como lo harán tus clientes. Es decir, te ofrece una perspectiva que normalmente no contemplas, te observas como cliente.

De cara a terceros ¿Te imaginas presentar tu plan de empresa con la web de tu futura empresa? ¿Cómo crees que lo valorarían aquéllos a los que acudes pretendiendo su participación en tu proyecto? 

Emprendedor, por todos estos motivos, construye tu web, y disfruta haciéndolo tú,  a la vez que redactas tu plan de empresa y que forme parte del mismo. 

Si funciona, nos debes una.



Garboó Riocía & García Rioboó




jueves, 6 de diciembre de 2012

Al fin y al cabo el no ya lo tengo.

He culminado una primera etapa en la que he empleado mucho tiempo y esfuerzo en adquirir una sólida formación. Para mi es prioritario trabajar en un proyecto en el que pueda poner en valor mis conocimientos. Es momento de llamar a la puerta de una buena organización que confíe en mi y me ofrezca la oportunidad que estoy buscando. Este es mi próximo reto ¿Cómo lo haré?

¿Qué conseguiría si le propusiera a la empresa que los dos primeros años de mi trabajo se realizaran en régimen de contratación mercantil y no laboral? Es decir sería un profesional que factura a la empresa por el trabajo realizado.  De esta forma tengo garantizada la asistencia sanitaria pública y estoy cotizando, aunque poco, para mi pensión. En el paro ni pienso. Para mi estas condiciones son buenas pero, qué consigue la empresa.  Me imagino que pensará que confío mucho en mi mismo y eso es una buena tarjeta de presentación y además la empresa es como mi cliente.


Y qué efecto tendría proponer que al finalizar el compromiso inicial, si de mutuo acuerdo las partes decidimos continuar vinculados, se me diera la opción de elegir entonces el régimen de contratación aplicable para, pongamos, los siguientes tres años y que en el caso de optar por permanecer en el régimen mercantil yo percibiría los honorarios profesionales acordados más una cantidad equivalente al coste de la seguridad social que habría soportado en otro caso el empleador. Yo podría emplear entonces parte de ese dinero en suscribir un plan de pensiones o quizás hacerlo en régimen de co-pago. 


Y si dentro de cinco años le propusiera... Bueno, creo que cinco años después sabríamos ponernos de acuerdo para continuar vinculados. 


Voy a probar a hacerlo así. Al fin y al cabo, el no ya lo tengo. A veces creo que arriesgamos muy poco. 







Garboó Riocía & García Rioboó  


martes, 4 de diciembre de 2012

¿Sin cobrar? ¡¡ Estás loco!!

Seis meses de experiencia buscan a

1 Gerente inexperto

Se necesita una persona comprometida, honesta, trabajadora y versátil. 


El/a seleccionado percibirá una retribución equivalente a la cuota de autónomo y el abono de los gastos ocasionados con motivo del desempeño del puesto. 
Finalizado el compromiso, demostrado ser acreedor de ello, recibirá un diploma acreditativo de su condición de Q-andidato a Gerente. 

¿Qué piensas de este anuncio? 



¿Te imaginas ahora un anuncio como este? 


Empresa de servicios selecciona Gerente.

Se necesita una persona comprometida, honesta, trabajadora y versátil, que acredite además una experiencia de al menos 6 meses.

¿Qué piensas ahora del primer anuncio? Quizás haya que arriesgar un poco.  






Garboó Riocía & García Rioboó




   

sábado, 1 de diciembre de 2012

¿Con quién me juego los cuartos?

Cuando un emprendedor presente su proyecto empresarial le harán muchas preguntas. Hacer buenas preguntas no es fácil pero quien bien pregunta es porque bien sabe. El mérito del emprendedor es ser capaz de prever las preguntas que le van a hacer y, desde luego, dar certera respuesta a todas ellas. Algunas reflexiones sobre esta cuestión se pueden leer en nuestro post El valor de las preguntas. 

Este nuevo post inicia una serie en la que destacaremos los asuntos sobre los que seguro, seguro, seguro, le preguntarán a cualquier emprendedor con motivo de la presentación de su proyecto. Vamos a ello.


¿Con quién me juego los cuartos? ¿Tiene/n el/os emprendedor/es capacidad para formar parte del proyecto? Parece lógico que quien va a invertir o financiar un proyecto quiera conocer a las personas, sus cualidades y sus motivaciones. El objetivo del emprendedor será demostrar claramente que sí  merece el proyecto. ¿Cómo lo puede demostrar?


  1. Es imprescindible que el equipo de emprendedores acredite conocimiento general de gestión empresarial y conocimiento específico del negocio de que se trate. Eso se consigue a priori, con una buena formación específica, experiencia y o la aportación de un socio tecnológico. 
  2. El equipo tiene que ser multidisciplinar. El proyecto no mejora por acumular conocimiento redundante. (Encuentra en otros lo que a ti te falte) Es muy importante poder explicar lo que aporta cada miembro del equipo.(recomendamos leer el post por el interés te quiero)
  3. El proyecto tiene que tener un director y cada emprendedor, en su caso, cada miembro del equipo, tiene que tener asignada una función dentro de cada una de las fases del proyecto. Hay organización y hay tareas asignadas. 
  4. El emprendedor tiene que demostrar que lo que pretende no es obtener un sueldo y, más bien al revés, tiene que quedar claro que la participación económica del equipo emprendedor sea un hecho cuando menos cualitativamente importante. 
Concurriendo esas cuatro circunstancias se puede presumir, a priori, que el proyecto incluye un buen equipo y que además está comprometido en su materialización. El siguiente paso es demostrarlo y una buena ocasión para hacerlo es el momento de la presentación.

Debe liderarla el responsable del proyecto. La exposición y defensa puede, o mejor,  debe ser colectiva, sin que por eso pierda ritmo y evitando la excesiva compartimentación de los capítulos de los que se componga. Durante la exposición deberán destacarse aspectos de gestión empresarial y otros específicos del negocio, son aquellos aspectos que sólo quien lo domina o tiene experiencia conoce. Será bueno introducir y explicar un par de claves y un par de detalles. Por ejemplo, si el proyecto incluye la construcción de un hotel hay que defender muchas decisiones, por qué se ha dimensionado con un número de habitaciones determinado, o justificar por qué se externaliza o al revés, se presta con recursos propios el servicio de limpieza de habitaciones. Destacar sinergias puede ser otra buena fórmula.



Es incompatible con nuestro objetivo presentarse con un plan de empresa exiguo y o realizado por tercero. El plan de empresa tiene que ser brillante, completo y ser conocido hasta el extremo por parte de todos los integrantes del equipo y aún cuando el plan es un documento ordenado, un buen síntoma de dominio es poder saltar de un capítulo a otro sin perder coherencia. Otro elemento importante es la concreción de fechas. Un plan sin cronograma no es un plan. Historias sin fechas son historietas.

En definitiva:
Demostrar que se sabe de que se está hablando.
Destacar quien es quien, dentro de un equipo mutidisciplinar, liderado y organizado. 
Mostrar un compromiso inequívoco de participación económica en el propio proyecto.

Cuidado con estas preguntas
¿Si te surgiera una oportunidad de trabajo seguirías con el proyecto?
¿Estarías dispuesto a trabajar en el proyecto y que tu sueldo sea una participación en el mismo?

Un consejo:
Puesto que te van a mirar con lupa, haz siempre lo propio con quien te vayas a entrevistar.





Garboo Riocia & García Rioboó

sábado, 24 de noviembre de 2012

Macagüensus

Comprar bien no es comprar barato. Comprar bien es incorporar lo que necesito para conseguir lo que quiero.  Hablamos de "incorporar" puesto que todo lo que se adquiere para una empresa se integra en una organización en movimiento. Es una pieza de un motor.

Si la decisión de inversión es laboriosa, medida, detallada, planificada, colectiva  y muy meditada, la materialización de la inversión no puede ser un impulso, todo lo contrario, será también un proceso laboriosomedidodetalladoplanificadocolectivo  muy meditado.


Comprar bien te dará mucho trabajo. Es más, si no es así, probablemente algo va mal. Desentenderse está prohibido. Me vienen a la memoria algunos casos en los que se impuso la dejadez y además se hizo una mala elección de colaboradores y o proveedores:


Plan de empresa que incluía la edificación de un hotel rural. El nº de habitaciones lo decidió el proyectista que reunido consigo mismo diseñó un aparatoso elemento de decoración. Este capricho modificó escaleras y sacrificó dos habitaciones en primera planta. Esa merma de capacidad impidió luego atender reservas de grupos que viajan en bus. ¡ Macagüensus !


Como puedes comprobar la dejadez puede cuantificarse. Si no que se lo digan al promotor de este otro proyecto: Área de servicios para el transporte profesional dotada con un único surtidor que se abastece de un tanque enterrado de 15.000 litros de capacidad. La reposición del combustible se hace con camión cisterna cuya capacidad es de 30.000 litros. El porte lo cobra igual pero solo puede descargar 15.000 litros. ¿ No se podía haber instalado un depósito de capacidad igual o superior a la cisterna? ¡ Macagüensus !

Estos casos son muy llamativos, pero pueden superarse: Imponente edificación emplazada en un paraje natural maravilloso, destinada a la investigación técnica, instalación de empresas y formación. ¿Qué puede ocurrir si no hay acceso a internet? ¡ Macagüensus !


¿Después de esto crees que puedes desentenderte del plan de empresa, de tu web, de tu software, de tu establecimiento, de tus procesos...? Especialmente grave es desentenderte de la elaboración del plan de empresa. Hazlo siempre tú y si te lo hace un tercero participa activamente en su elaboración. Si no lo haces tú o no participas en el proceso no conocerás a tu propia empresa. Si confías la dirección del plan de empresa a un tercero, asegúrate de su preparación y capacidad para hacerlo.

Elegir bien a los proveedores de suministros de bienes y de servicios es una de las tareas más complejas para el emprendedor, máxime si es inexperto y aún no tiene identificados a sus proveedores "de confianza", lo cual es lógico cuando aún no se ha iniciado o es incipiente la actividad empresarial. 


Llegados a este punto quiero advertirte sobre macagüensus. Con este nombre se conoce a una corriente que agrupa a profesionales del desatino técnico. Ya hemos alertado sobre los "rotos" económicos que puede provocar confiar a integrantes de este movimiento la realización  de trabajos, por otra parte esenciales, para el buen fin del proyecto empresarial.  

¿Cómo se identifica a un macagüensus? Son muy activos en la fase de comercialización y ofrecimiento de sus servicios. Ahí emplean todo su esfuerzo y esto parece explicar la bajada de rendimiento intelectual y material que experimentan en la fase posterior de ejecución del encargo. 

El mejor modo de saber si tu proveedor es un macagüensus es permitir que hable y hable. Cuando termine de hacerlo pídele referencias concretas de sus trabajos para contactar con sus clientes. Si entonces calla, no lo dudes, es un macagüensus.





Garboó Riocía & García Rioboó





domingo, 18 de noviembre de 2012

Empresario desde cero

No inicies una actividad empresarial sin tener, al menos, 6 meses de experiencia, si quiera virtual, como empresario. Esta y no otra es mi recomendación para los emprendedores que se quieren convertir en empresarios y gestores de su primer proyecto empresarial.

Estoy absolutamente seguro que si sigues esta recomendación recuperarás el tiempo invertido, ahorrarás mucho dinero y aumentarán las probabilidades de supervivencia de tu nueva empresa.

Conseguir todo eso es fácil y para ello sólo tienes que hacer una cosa:

Compórtate como un buen empresario desde el primer momento que has decidido que quieres serlo.

Desde que tienes la idea, cuando hagas el equipo, mientras haces o te hacen, pero diriges, el plan de tu empresa y hasta el mismo momento de constitución de la sociedad compórtate como un buen empresario. A partir de ese momento   sigue  comportándote como tal, la única diferencia es que entonces tendrás seis meses de experiencia.




Garboó Riocía & García Rioboó

domingo, 11 de noviembre de 2012

Emprendedor a tiempo parcial


El trabajo me llevó esta semana a la Sierra de Gata, todo un deleite en plena otoñada y un argumento más para animar a conocer Extremadura. Me alojé en la Hospedería Conventual Sierra de Gata emplazada en la localidad de San Martín de Trevejo (Cáceres). La Hospedería está instalada en el antiguo convento franciscano de San Miguel , una preciosa edificación del siglo XV en la que el proyectista del siglo XXI se empeñó, y sin duda lo ha conseguido, que mucha gente hable de él.  

Recién llegado, una vez instalado, me incorporé a la cafetería de la Hospedería donde hicimos tiempo para la cena. En la cafetería coincidimos con un grupo de seis personas que estaban jugando a las cartas y que prolongaron el juego, al menos una hora y media más.  ¿Cómo era posible que no haya cosa mejor que hacer que jugar a las cartas?  Allí había un grupo, palabra mágica en turismo, de seis personas y además éramos agrupables, pongamos, otras seis u ocho personas. Si tal es así procurar/nos una actividad interesante de dos horas, para consumo inmediato o planificado, bien puede valer 5, 6, 8 o 10 euros por persona y, en tal caso, estaríamos hablando de una posible facturación de 30, o de 40 o de 50 o de 60 euros. 

Pudimos imaginar varias actividades que con mínima exigencia inversora y apenas logística bien pudieran generar recursos para media docena de emprendedores a tiempo parcial, es decir aquellos emprendedores que materializan sencillos pero ingeniosos y originales proyectos empresariales compatibles con otras dedicaciones y que les reportan rentas complementarias de otra principal. La reflexión fue muy sencilla de hacer, es algo así como que si quieres que tus huéspedes se interesen por las setas es bueno que en la Hospedería se les descubra este apasionante mundo; si quieres que tus huéspedes caminen por un maravilloso entorno natural, regala un bastón, o mejor, enséñales a que se hagan su bastón, si quieres que tus huéspedes conozcan la  gastronomía invita a que participen y aprendan a cocinar alguno de nuestros platos más típicos, si quieres que compren artesanía propón que hagan un cesto; si quieres... son dos horas, si quieres... son sesenta euros.

Lo mejor fue descubrir fórmulas para que el establecimiento indujera entre sus huéspedes el deseo de solicitar esos servicios y convenimos que para ello debería definirse y compartir una estrategia con los emprendedores a tiempo parcial del entorno y con las propias autoridades locales. También sería necesario que la propia Hospedería introdujera algunos pequeños cambios, nada que no sea fácil y que no pueda procurarse con un poco de imaginación y gestión. Los beneficios de una estrategia común, comprendida, bien compartida y ejecutada son muchos. 

La conclusión es que hay oportunidades en el entorno de las inversiones de terceros, ya sean públicas o privadas. Por eso ¡emprendedor! ya lo seas a tiempo completo o a tiempo parcial, cuando detectes una oportunidad no esperes, hazte notar. 





Garboó Riocía & García Rioboó





  


viernes, 2 de noviembre de 2012

Ponte las alas

En Será en Cáceres anticipábamos la puesta en marcha de un nuevo proyecto empresarial sobre ocio en el que ya estamos comprometidas doce personas. En breve escribiré un post que anunciará otro nuevo proyecto empresarial, en este caso en el sector del turismo, que arrancará también en Cáceres para desde allí extenderse a otras ciudades. En este nuevo proyecto nos hemos comprometido ya seis personas. Tan pronto termine de escribir estas líneas me pondré a elaborar la información financiera sobre un tercer proyecto que iniciará su andadura, confío que antes de un año, en Extremadura, previsiblemente en Cáceres. Para ello necesitaremos comprometer a unos 20 inversores que estoy seguro sabremos encontrar pues el proyecto es muy interesante. Estas tres iniciativas tienen varias cosas en común, entre otras, que nacen en Cáceres y lo hacen casi simultáneamente y en un contexto de crisis. Siendo llamativo todo lo anterior, más aún nos lo parece que entre los tres proyectos se acumularán ni más ni menos que entre treinta y cinco y cuarenta ilusionados compromisos de inversión que han sido realizados por otros tantos socios.

¿Por qué hay tantos ángeles inversores en Cáceres?  No busquemos causas extrañas. Seguramente la respuesta es que todos los ángeles inversores que hemos aceptado ejercer como tales en estos proyectos hemos creado un particular ECO - sistema que lo propicia y que hará que cada vez seamos más. Seguro. 

Este ECO - sistema se rige por estos seis principios básicos que exponemos a continuación:

PRIMERO. El objetivo de los socios es disfrutar invirtiendo y eso no lo consigue quien hace que su participación sea crítica para él. La inversión tiene que ser SALUDABLE.  

SEGUNDO. Todos y cada uno de los socios tienen que ser interesantes para el proyecto. Es decir, los socios aportan siempre algo más que el mero dinero. Este principio convierte a los socios en un EQUIPO.

TERCERO. En cada proyecto las participaciones de los socios serán iguales o similares y  como consecuencia de ello nadie tendrá la mayoría. Este principio sirve para recordar que lo mejor es ir JUNTOS.


CUARTO. Nadie que sea interesante para el proyecto se quedará sin ser socio por causa económica. Este principio abre la puerta al TALENTO. 


QUINTO. Cuando los bancos prestan caro y quieren hacer un gran negocio, los socios decidirán que ese gran negocio no se puede dejar escapar y lo harán propio. Es decir, en ese caso, los socios harán de socios y de banco y aportarán capital y prestarán su dinero a la propia sociedad empleando la fórmula del crédito participativo. Este principio da INTERÉS.

SEXTO. Cuando el emprendedor no tenga, no merezca o no gane la confianza de los ángeles inversores, lo único que éstos habrán invertido e invertirán será el tiempo que emplearon en descubrir esa circunstancia. Para nosotros son más importantes las personas que los proyectos.


¿Te gusta nuestro ECO - Sistema?  Seremos más. Seguro. 




Garboó Riocía & García Rioboó



lunes, 29 de octubre de 2012

Empresario en prácticas

Son numerosos los programas para realizar trabajos y recibir formación bajo el formato de prácticas en empresas. El objetivo es conseguir que los beneficiarios adquieran un conocimiento y una experiencia que les ayude posteriormente a encontrar su empleo, ya sea en la empresa donde reciben la práctica o en otra diferente. Este tipo de iniciativas son muy positivas y deben potenciarse.

Como acabamos de ver hay prácticas para formar y cualificar trabajadores pero... ¿Hay programas de prácticas para empresarios? 

Nosotros creemos que si, con otro nombre, pero si. El Conde de la Dehesa lo llama retos y lanzó uno de esos retos en el caso práctico del Castillo del Conde de la Dehesa. En ese caso, Don Pedro estaba dispuesto a participar en un proyecto empresarial que tuviese por objeto su castillo. Para ello buscaba candidatos entre los alumnos de un curso de postgrado, de entre los que elegiría aquellos que presentasen y defendiesen un sólido proyecto empresarial.

¿Qué buscaba Don Pedro con ese reto? ¿Una idea? ¿Un equipo de magníficos emprendedores y trabajadores? ¿Ambas cosas? Si lo analizas bien, el reto de Don Pedro tiene toda la pinta de ser un laboratorio de empresarios.  

Imagínate que Don Pedro en vez de lanzar el reto como lo hizo lo hubiera hecho formulando la siguiente pregunta: ¿Te gustaría hacer prácticas de empresario en tu propia empresa? 

¿Es posible? ¿Cómo? Piensa y se te ocurrirá, necesitarás un poco de imaginación. El reto ahora es diseñar un programa de prácticas para empresarios. ¿Te das cuenta lo útil que puede resultar?

Para ayudarte, te daremos una pista: Para proponer un reto no hace falta ser Conde ni tener un Castillo.






Garboó Riocía & García Rioboó





miércoles, 24 de octubre de 2012

¡ Que bueno !

¡Que bueno! es una expresión muy repetida por los profesionales del coaching quienes la emplean para gratificar la respuesta o la aportación de alguno de sus pupilos a la cuestión o asunto que esta siendo objeto de reflexión. 

El coach, uno de cuyos grandes méritos es hacer buenas preguntas, emplea este recurso con profusión, de tal modo que sobre la base de preguntas encadenadas y sucesivas respuestas teje causas, diagnóstico y propone una solución a la cuestión planteada. Lo mejor del coaching es que descubres que tienes o encuentras respuesta para muchas de las cuestiones que te plantea el  coach y en ese momento te sientes muy bien pues te das cuenta de que posees capacidades y habilidades. 

Creo que un buen coach puede ayudar al emprendedor, como también puede hacerlo un buen mentor. El mentor es un coach comedido, que pregunta un poco menos y cuenta un poco más. Su fuerte, más que las preguntas, son las respuestas. El mentor comparte su experiencia, aquello que conoce, sobre todo, porque lo ha vivido. Lo mejor del mentor es la confianza que transmite.


Al igual que el coach y el mentor, creo que un buen asesor también puede ayudar al emprendedor. El asesor se parece al coach en que hace muy buenas preguntas y al mentor en que ofrece muy buenas respuestas. La diferencia con ambos es que normalmente son siempre las mismas preguntas y las mismas respuestas. El asesor es metódico y velará porque todo el proyecto sea técnicamente impecable.


Creo que como el coach, el mentor y el asesor, un buen Agente de Desarrollo también puede ayudar al emprendedor. De hecho es quien así lo viene haciendo desde hace mucho tiempo.  El Agente es un prescriptor que aconsejará y procurará al emprendedor todo lo que sea necesario para que no desista en su empeño. 


Tenerlos a todos ¡Que bueno!


Garboo Riocía & García Rioboó





sábado, 20 de octubre de 2012

Cumpleaños feliz

¿Qué necesita el emprendedor?

Llegó el día que me levanté como empresario, hasta entonces dormía soñando con mi proyecto después de eso sólo sueño despierto.

Esta frase que escuché a alguien que recordaba sus inicios empresariales resume todo. El gran cambio está ahí: Llama a la puerta un  emprendedor, un candidato a empresario y quien sale es un empresario.



¿Cómo puede ayudarse desde un servicio de asistencia a que se consiga esto? 

Transmitiendo experiencia es nuestra respuesta. El proceso de asistencia tiene que conseguir que el emprendedor  incorpore el conocimiento que se adquiere por la experiencia. Es decir, el emprendedor tiene que comprender cómo funcionará su empresa y saber anticipar el efecto de sus decisiones, de tal modo  que sepa elegir, de entre las alternativas posibles, la más adecuada.

Si damos por buena esta reflexión parece claro que el acompañamiento, para ser efectivo, no puede ser efímero y sí, más bien, intenso y  prolongado, extendiéndose más allá del momento de la constitución de la sociedad y del inicio de la actividad. El propio término acompañar sugiere tiempo.

No escatimemos tiempo al acompañamiento pues estaremos de acuerdo que si constituir una nueva empresa es un triunfo, que ésta desaparezca debe ser considerado un gran fracaso. 


El éxito de un servicio de asistencia a emprendedores no es la creación de la empresa, el éxito es la supervivencia.


Habrá que esmerarse en eso. Fórmulas hay.





Garboó Riocía & García Rioboó














miércoles, 17 de octubre de 2012

Emprendedor asistencia.

¿Cómo se puede ayudar mejor al emprendedor? La pregunta es simple y la respuesta es compleja. Si eres un emprendedor, un técnico, un consultor especializado, un agente de desarrollo, en definitiva, un profesional que trabaja con los emprendedores, puedes ayudar a encontrar la respuesta.

Está comprobado que muchas cosas las hacemos por inercia y las repetimos sistemáticamente por el mero hecho de que siempre se han hecho así, lo cual no quiere decir que se estén haciendo bien. La renuncia a la reflexión sobré qué hacemos y cómo lo hacemos trae como resultado pérdidas, bien de vigencia, bien de oportunidad, pues sí o sí, alguien mejorará aquello a lo que nos dedicamos.

Te proponemos un juego,  EMPRENDEDOR ASISTENCIA es el nombre figurado de un proyecto concebido para prestar servicios de acompañamiento a los emprendedores. Diseña tu servicio EMPRENDEDOR ASISTENCIA y si es potente ponlo en marcha o compártelo para que otros puedan hacerlo.

Nosotros vamos a jugar y para ayudarte o definitivamente desconcertarte iremos publicando una serie de consideraciones sobre diversos aspectos que iremos teniendo en cuenta para diseñar nuestro particular EMPRENDEDOR ASISTENCIA. Al final, si nos gusta, lo ofreceremos a todas aquellas administraciones, organizaciones y profesionales que acompañen al emprendedor.


Comienza el juego.


Quizás lo primero que hay que aclarar es aquello de si el cliente y el beneficiario del servicio coinciden. La cuestión se solventa distinguiendo entre quien paga la factura y quien recibe la prestación. Tener resuelto lo anterior es fundamental para avanzar bien en tu proyecto. Abunda sobre este extremo.

Esta cuestión la abordaremos en el siguiente post.






Garboo Riociá & García Rioboó


jueves, 11 de octubre de 2012

El tetris


El tetris consiste en encajar una lluvia de piezas de diversa forma que se precipitan por gravedad. El jugador debe tener la habilidad de ensamblar bien las piezas, pues, en otro caso, se amontonan desordenadas y quedando huecos libres entre ellas colmatan la pantalla en la que irremediablemente termina dibujándose un molesto GAME OVER. 

Emprendedor, debes conocer que saber jugar al tetris te ayudará a ser empresario. ¿Quieres jugar una partida?

Comienza la lluvia, cae la primera pieza, se llama compartir el proyecto. Emprendedor, antes de que caiga y llegue al suelo debes, en primer lugar, tomar tus precauciones y proteger, en la medida de lo posible, tu proyecto. Te proponemos la lectura del post que titulábamos "que no te la birlen" En ese post decíamos que se alcanza un grado de protección muy elevado cuando el emprendedor y la idea son imbatibles, es decir, cuando el emprendedor es una garantía de éxito para el proyecto.


La segunda pieza se llama hacer equipo y es de las complejas. Lee el post titulado "por el interés te quiero"


¡¡Cuidado!! vienen varias a la vez:


Conciliar intereses de socios. Imaginemos tres piezas con distintas formas, equivalen a tres socios, entre los cuales,  uno tiene  la consideración de tecnológico, otro va a emplearse en el proyecto como gestor y el tercero será un mero inversor. ¿Serán coincidentes sus pretensiones? 


El socio tecnológico será valioso per se y también necesario para atraer o posibilitar la financiación de sociedades de capital riesgo. Este socio puede tener interés como proveedor o gestor del propio proyecto. Debe regularse, a priori, esa especial condición. 


El socio gestor (empleado) puede ver colmadas sus aspiraciones con el trabajo y la retribución que obtenga por su dedicación a la nueva empresa y esto puede ser contrario a los intereses del socio inversor, pues el primero quizás no tenga otro empeño que el de ganar un sueldo, mientras que éste se asoma al proyecto con la expectativa de obtener un rendimiento económico. Una buena fórmula de conciliar uno y otro interés es establecer un compromiso de reparto de dividendo a cuenta antes de que el socio trabajador haya completado su total salario (honorarios profesionales)

Más piezas ¡Que bárbaro, no paran de caer!


Cuantía de la aportación y número de socios.  Te aconsejamos que gires la pieza y la coloques de tal manera que incorpores a tu proyecto socios con una aportación económica que se sitúe en el mismo rango que la tuya. Tres, además de uno mismo, es decir cuatro, es una buena cifra de socios para tomar luego decisiones pues implica un amplio consenso.


La retribución del autor de la idea y del proyecto. Estás perfectamente legitimado  para ser retribuido por ello. El mérito de la idea, la transformación en proyecto y la propia ejecución del mismo, merecen ser retribuidos por los terceros participantes en el proyecto. Se nos ocurre que antes de ceder el proyecto puede celebrarse un acuerdo entre los socios en virtud del cual, el autor del mismo pueda percibir el importe consensuado con cargo, por ejemplo, a un porcentaje sobre la facturación de los primeros ejercicios.  

Financiación propia y ajena Para reflexionar sobre esta última puede resultarte útil la historia de Ricardo que ha sido contada en el relato la heladería móvil.  

¿Cómo hacen la aportación económica los socios? Una buena fórmula, sobre todo ahora, con el crédito bancario cerrado, es dividir la aportación en dos conceptos, capital y crédito participativo...


Emprendedor como puedes comprobar son muchos los asuntos sobre los que hay que decidir y ni una sola de las soluciones se debe improvisar. No dejes nada sin resolver pero no pretendas resolverlo todo tú. Busca ayuda, busca a personas a las que les guste jugar el tetris.


¿Te gusta el tetris? A mi si.




                                               García Rioboó & Garboó Riocia







viernes, 5 de octubre de 2012

Que no te la birlen

La necesidad es el motivo principal por el que un emprendedor corre el riesgo de compartir una idea con un tercero. Realmente, al hacerlo está poniendo de manifiesto una debilidad. Aunque no hay forma concluyente para evitar el riesgo de que la idea "vuele" muchas son las cosas que podemos hacer para no ser tan vulnerables. Las exponemos a continuación:


Demuestra que la idea es tuya. Incluye tu nombre en todos los documentos en los que se desarrolle el proyecto. En todos, tanto en el encabezado como en el pie de página. Las páginas estarán numeradas y en el documento constará la fecha y la versión. Añade una inscripción como la que sigue: 

El proyecto denominado .... es propiedad intelectual de ......Está prohibida la utilización del contenido de este documento más allá de lo, en su caso, expresamente autorizado, así como la reproducción o difusión total o parcial de este documento, en todos los casos, sin la autorización expresa del propietario. Genera una edición digital del proyecto y haz constar en las propiedades del archivo los datos relativos a fecha y equipo informático. 

Demuestra que has compartido la idea. Cuando compartas la idea con un tercero, añade a la cláusula anterior las menciones relativas a la identificación de la persona o entidad a la que se facilita la información y el motivo por el que se hace. Nos sirve de ejemplo la siguiente mención: Copia facilitada a .............. con la exclusiva finalidad del examen del estudio de viabilidad del proyecto en el marco del proceso de búsqueda de financiación de recursos propios y ajenos. Subsiste la obligación de devolución de este documento a requerimiento del propietario intelectual del mismo. 

Procura hacer entrega de documentos en soporte papel antes que digital. Procura dejar constancia de la reunión que vas a mantener identificando la institución, la persona, la fecha y el motivo. Envía un mail cordial a tu contacto. Siguiendo sus amables instrucciones, con el objeto de poder exponerle el proyecto.... le confirmo mi asistencia a la reunión que habrá de celebrarse el próximo día... 
Procura dejar constancia de la reunión después de haberla mantenido. Envía un mail a tu anfitrión con el motivo, por ejemplo, de agradecer su atención al recibirte y la esperanza que para ti supone la posibilidad de que considere participar en tu proyecto. 

Indaga sobre tu interlocutor. Conoce su trayectoria. Asegúrate de su honestidad. No te sientas mal por eso, tú interlocutor hará lo mismo de ti. 

Comparte tu idea sólo cuando esté muy desarrollada. Cuanto más temprana sea la fase de desarrollo de tu idea más vulnerable es la misma en el caso de compartirla. Comparte tu idea sólo cuando esté muy desarrollada y haz que tu interlocutor lo perciba así. Es muy importante que al menos crea que no podrá alcanzarte y desarrollar antes que tú la idea que acaba de conocer. 

Demuestra que la idea y tú sois imbatibles.  Procura hacer que el proyecto tenga más posibilidades de éxito contando con tu participación o la del equipo que has conformado. Tienes que ser importante para el proyecto. Esta última recomendación es cuasi definitiva en lo que a la protección de la idea se refiere. 

Emprendedor si tienes una idea corre el riesgo de convertirla en una realidad. Es preferible que te la birlen a que la olvides.



Garboó Riocía & García Rioboó


miércoles, 3 de octubre de 2012

Con un crédito debajo del brazo

En Extremadura cada empleo viene con un crédito debajo del brazo. Tal es la conclusión a la que llegamos tras conocer el anuncio de una medida de financiación para PYMES y creación de empleo hecho por el Gobierno de Extremadura el pasado día 29 de septiembre. A expensas de conocer con suficiente detalle la misma, lo adelantado nos parece francamente novedoso, acertado y oportuno.Se anuncia un programa de ayudas directas por contratación de desempleados cuya novedad principal radica en que esta subvención a fondo perdido se integra en una operación de crédito o de préstamo ¿Cómo? Imaginemos que un emprendedor o un empresario al contratar a un desempleado, recibe una ayuda directa de 6.000 euros que en vez de liquidarse y entregarse al beneficiario sirven para que la entidad financiera los integre como garantía de la devolución de un préstamo o de un crédito de 15.000 euros (si la relación fuera 1 a 1.5).

A la devolución de ese préstamo contribuye la administración que concede la ayuda y el emprendedor o empresario beneficiario de la misma, la administración con el tope de la ayuda y el emprendedor o el empresario hasta completar el importe total y los intereses. El préstamo se anuncia con una duración de hasta 4 años, por lo que, teniendo en cuenta la aportación de la administración, la devolución del mismo será francamente "cómoda" Se trata de una forma muy inteligente de poner a trabajar el dinero, de reactivar el crédito bancario y posibilitar la financiación que tanto necesita la empresa y, obviamente generar empleo.


Con esta variante, subvención en forma de préstamo o crédito, podría conseguirse ampliar la eficacia de la medida en el tiempo y en resultados toda vez que la propia administración/es concedente/s puede periodificar la dotación presupuestaria.
La guinda la pondría que el proceso de tramitación de la subvención y de la concesión del crédito se iniciara en la entidad financiera, ¿Quién mejor que la entidad financiera para abordar el estudio de una operación de inversión y financiación? Es muy frecuente la aprobación administrativa de subvenciones que luego se perjudican porque no encuentran la financiación complementaria adicional, lo cual se traduce en costes de gestión y frustración del solicitante.

No menos importante que lo anterior es el anuncio de que en la gestión del programa se dará opción a las corporaciones locales que deseen colaborar en la creación de empleo en su territorio a participar en la medida, incrementando la cantidad puesta a disposición de las empresas y emprendedores. 


De hacerse así, tendríamos un claro ejemplo de colaboración entre administraciones a partir de un Objetivo Prioritario Común. 


Es Gratificante.





Fdo: García Rioboó & Garboó Riocía

lunes, 1 de octubre de 2012

Emprender en turismo

En pocos asuntos como en el turismo cabe decir con más rotundidad que es cosa de todos. No solo los agentes turísticos, empresas y profesionales, también administraciones y los ciudadanos contribuimos al éxito o el fracaso del turismo de un territorio. Un buen modo de acometer la dimensión global es promover la gestión colaborativa de todos los agentes y definir y explicar bien y al conjunto lo que se pretende. Desarrollar de esa forma conceptos, objetivos, estrategias e identidades será muy útil, pues con ello se trata de encauzar, en la medida de posible, los esfuerzos individuales hacia un objetivo común. En turismo es muy importante desarrollar bien la conciencia colectiva. A todos nos irá mejor si a todos nos va bien. 

Si alguien me preguntara por un sector interesante para emprender en nuestra tierra le diría que  Extremadura, menos mar, tiene de todo para ser un gran destino turístico. Al hilo de eso conversaba con un emprendedor en ciernes que me preguntaba sobre el enfoque que habría de darle a su proyecto turístico.  Esto es lo que le contesté:

Tienes que cuidar al turista desde antes de que decida visitarte, es decir, desde la promoción.

Tienes que ganar el afecto de tus clientes. Cuando atiendes bien a tu cliente probablemente volverá, si además le consideras, lo hará pronto. Cuando ganes su afecto ya no se irá. Empieza siempre por pensar si realmente tienes afecto por tus clientes.


Tienes que saber hacer sentir algo especial a quienes nos visitan. Las ciudades, los pueblos, los territorios viajan con quienes sintieron algo especial en ellas.

En definitiva, lo que le dije bien se puede resumir en esta frase:


Hace tiempo que el turismo dejó de ser hotel y mantel. Cuida de lo intangible








Garboó Riocía & García Rioboó









domingo, 30 de septiembre de 2012

Detalles de Q

Hace ya unos años asistí a un proceso de selección que incluyó una entrevista con algunos directivos de la organización que ofertaba el puesto. Todo transcurría por el cauce de lo previsible hasta que alguien preguntó ¿Si tuvieras que despedir a alguien, lo harías? Si, siempre que esa sea la solución, contesté.


El agotador primer mes culminó con una carta dirigida al conjunto de clientes en la que expresamente nos comprometimos a culminar la gestión de cobro de sus honorarios profesionales, pues en eso consistía uno de nuestros servicios, en un máximo de 8 días naturales desde la recepción del encargo. (hasta entonces el plazo medio de cobro superaba los 60 días) Cuando digo que nos comprometimos lo hago para referirme a que los cinco empleados que componíamos entonces la plantilla así lo hicimos. Nos comprometimos y lo cumplimos, ya lo creo que cumplimos.

Aquella carta que enviamos a todos los clientes me llevó a mi siguiente trabajo, o mejor, aquella carta llamó la atención de un cliente que reparó en ella y tras comprobar que lo comprometido se cumplía, a la vuelta de un tiempo, me contrató. Fue entonces cuando yo conocí la secuencia de hechos que ahora describo.

Hace unos meses tuve la ocasión de conocer un poco mejor a una persona con la que coincido con cierta frecuencia. Conversando con "Q", así lo llamaré en este post, supe que se graduó en una universidad de su país y que compatibiliza su actual trabajo, que nada tiene que ver con su formación, y que conozco es duro y exigente, con los estudios universitarios que sigue en la UNED. 

De él escuché lo siguiente: Aunque me tuviera que ir de España con lo que vine, si consigo el título universitario acá, en España, me llevaré un tesoro. Hago lo que aprendí de mi hermano que pese a tener que trabajar para ayudar en casa acabó sus estudios universitarios.  


Sin saberlo "Q" ha mandado una carta como hice yo. 


Todos sin excepción, todos comunicamos continuamente ¿Cómo somos? ¿Cómo nos comportamos? ¿Cómo reaccionamos? Los detalles, las cartas, forman parte de la comunicación y para quiénes observamos son llamadas de atención que unas veces son puro artificio, pero otras muchas no. 


Todo esto lo traigo a colación pues en definitiva el emprendedor, como el empleado, como el desempleado buscan su oportunidad y, a veces, más de las que creemos, es la oportunidad la que viene a buscarte a ti. 


La reflexión estaría incompleta si pensáramos que la clave está en los detalles. No es así, la clave está en lo que une cada detalle con el siguiente. Ese vínculo se llama trayectoria.


Por cierto, no hubo que despedir a ningún empleado de aquella empresa de la que os he hablado. Despedir no era la solución.





García Rioboó & Garboó Riocía 

miércoles, 26 de septiembre de 2012

A formar.

Sin conocimiento no hay emprendimiento eficaz. Es sencillamente imposible.

El conocimiento que se adquiere fundamentalmente por el estudio, la investigación, la observación y por la experiencia es un atributo imprescindible para el emprendimiento pues permite que actuemos sobre la idea de tal manera que ayuda a transformarla en proyecto. 

Estudiar, investigar, observar… ¿Qué, Cómo, Quién?  Por un elemental principio de economía es muy importante priorizar nuestras necesidades de conocimiento y también manejar bien el concepto de incorporar conocimiento de terceros. A nuestro juicio esto no se hace del todo bien y conviene enmendarlo, pues a menudo lo accesorio desplaza a lo esencial. 

Hay que dar un enfoque diferente al de las fórmulas más tradicionales de formación al emprendedor. Creemos que el error es considerar al emprendedor como un alumno, y no lo es, como tampoco es un estudiante.El objetivo tiene que ser ayudarle a que aprenda a descubrir lo que más le conviene, por ello debe transmitirse experiencia antes que conceptos. Cuando un emprendedor toma sus decisiones desde el conocimiento que la experiencia le proporciona, se asimila en su proceder al de un empresario con lo que sus posibilidades de éxito crecen.  La experiencia hace que el emprendimiento además de eficaz sea eficiente.

¿Se puede adquirir experiencia sin haber pasado antes por una situación similar a aquella cuya solución se gestiona? Hablaremos más adelante sobre este aspecto tan importante, pero ya adelantamos que hay fórmulas para adquirir o incorporar a nuestro proyecto el conocimiento que proporciona la experiencia. Una buena herramienta es   practicar la reflexión que es inherente al método del caso.

Reflexionar no es otra cosa que pensar antes de actuar para estar un poco más seguros de alcanzar el resultado esperado.

¿En qué necesidades de conocimiento debe emplear su tiempo y su dinero un emprendedor? 

Imagínate como un emprendedor que está desarrollando su plan de negocio y le surgen un buen número de necesidades de conocimiento. Unas son para abordar aspectos importantes, esenciales y o estratégicos y otras son para abordar aspectos, sin duda importantes, por ejemplo jurídicos, fiscales, pero para nada esenciales ni mucho menos estratégicos. El emprendedor debe darse cuenta que el futuro de su proyecto pasa por descubrir y resolver bien los aspectos esenciales del mismo y en esa tarea debe centrar su esfuerzo. La experiencia demuestra, sin embargo, que se emplean muchos recursos en tratar de acercar al emprendedor conocimiento totalmente accesorio y que el emprendedor dedica esfuerzos en resolver asuntos de esa misma naturaleza.
 plano 
Todo lo anterior lo decimos para que te formes priorizando lo que sea estratégico y esencial. En esa tarea emplea toda tu atención y capacidad y no emplees el tiempo que no tengas en tratar de aprender o hacer aquello carente de valor intrínseco para tu proyecto.  Ten claro que cuando le presentes tu proyecto a un inversor  te preguntará por tu política comercial y la estrategia de ventas y no por los trámites y requisitos para constituir una sociedad.

En un plano más personal lo ideal es formarse para tener o disponer de una serie de habilidades o capacidades  necesarias para asumir con solvencia técnica el proceso del emprendimiento y la gestión posterior del proyecto empresarial. Emplea tiempo, por tanto, en adquirir o mejorar tu capacidad de planificación y organización, de trabajar en equipo, tu capacidad para motivar, liderar, poseer habilidades sociales, ser perseverante, imaginativo, anticipar los cambios...

Emprendedor, empieza por tu formación. Haz caso. 



García Rioboó & Garboó Riocía